Las máximas alcanzarán los 39 grados durante el fin de semana

.

Agosto aprieta, pero no ahoga. Aunque el calor ha vuelto a dejarse notar en las tardes cordobesas, lo cierto es que poco tiene que ver con el vivido en las semanas de julio. Las tardes han superado levemente los 38 grados a lo largo del valle del Guadalquivir mientras que las noches, cada vez más largas, se han mantenido en el rango de los 17 a 19 grados. El marcado flujo de poniente que existe sobre la Península Ibérica ha ayudado también a que el calor en altura no fuese a más sobre la vertical cordobesa, en una dinámica que va a mantenerse durante todo el fin de semana.

La profunda borrasca que afecta a las Islas Británicas va a ir desplazándose hacia el norte escandinavo, dejando sitio a una nueva baja de prodecencia subtropical, sosteniendo el carrusel húmedo en latitudes medias europeas. Esto hará que el flujo de poniente sea constante sobre la Península, lo que mantendrá a la dorsal cálida norte-africana parcialmente desplazada hacia el Mediterráneo occidental.

Pocos cambios por tanto que tendrá reflejo en el tiempo en superficie en la provincia de Córdoba, que mantendrá las temperaturas en el conocido intervalo de los 18 a 38 grados en el valle del Guadalquivir, y de los 16 a 35 en el resto. Sólo durante el domingo el termómetro podría experimentar un leve incremento de a penas un grado, que comenzará primero por la parte del termómetro.

Así, el domingo 23 las mínimas podrían rondar de nuevo los 20 grados en junto a la vega del Guadalquivir a primeras horas de la mañana, para ascender por la tarde hasta los 39 grados de máxima, siendo más probables en la mitad oriental. Esta tendencia sería además la que se mantenga durante buena parte de la próxima semana, en la que el flujo de poniente asociado a las borrascas atlánticas mantenga constante el calor en el sur peninsular, rendido poco a poco al menguar de las horas de luz.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats