Manolo Sanlúcar recuerda a Sabicas en un nuevo libro

Juan Carlos Limia, director del Festival y Manolo Sanlúcar. | FOTO: FESTIVAL GUITARRA
El guitarrista se definió como “un conquistado que lucha por su cultura en el mundo y que tiene que soportar imposiciones de los grandes demócratas”

El Palacio de Congresos de Córdoba ha tenido una cita con la literatura. Y de la mano del guitarrista flamenco y Premio Mundial de guitarra flamenca, Manolo Sanlúcar. Acompañado del director del Festival de la Guitarra, Juan Carlos Limia, quien considera que “son los alumnos y profesorados los verdaderos creyentes de este Festival”, Manolo Sanlúcar presentó el libro Nombres propios de la guitarra, volumen XI: Sabicas. En esta ocasión, recoge las conferencias  de Faustino Núñez, Mario Escudero, Andrés Batista, encuadradas en el Festival de la Guitarra del año pasado, y una entrevista a Manolo Sanlúcar, en la que el maestro expone su opinión sobre Sabicas.

Agustín Castellón Campos, más conocido como Sabicas, fue un grande del flamenco y quien consiguió que este arte cruzara las fronteras españolas, dando lugar a su internacionalización y posterior fusión con otras corrientes musicales. Según Sanlúcar, “Sabicas tomó conciencia de la importancia de la sonoridad de la guitarra flamenco y creó algo magnífico”.

Sanlúcar se mostró bastante crítico tanto con la política actual como con la organización del Festival ya que considera que la guitarra flamenca no ocupa, totalmente, el lugar que debiera. Con respecto a los dirigentes políticos, señaló que se olvidan que “los interesados por la guitarra flamenca, a la vez que la estudian, aprenden el idioma español ya que es lo necesario para comprender bien el flamenco; conectan así con el pueblo español. Esto es algo que a los políticos españoles debería conmover”.

El que fue Premio Nacional de Música mostró su lado más reivindicativo a la hora de luchar por una cultura perteneciente a Andalucía y que es reconocida internacionalmente; “esto es lo que significa identidad. Tenemos que saber lo que somos”. Sanlúcar señaló que la cultura “afrancesada que mandaba en el estado español en el siglo XVIII” es lo que vivimos hoy; “los andaluces no entran para nada”.

Finalmente, no le faltaron críticas para el Conservatorio Superior de Córdoba, cuya disciplina de Guitarra Flamenca se encuentra dirigida por la Escuela Clásica. Ante esto, Sanlúcar alza la voz en grito y protesta ante el hecho de que “profesionales que ven el flamenco de otra manera, lo dirijan. Los políticos no acudieron ni a guitarristas flamencos ni a los grandes maestros”. Con su actitud rebelde, afirmó que él no es “un reconquistado” sino “un conquistado que tiene que luchar por su cultura en el mundo y soportar imposiciones de los grandes demócratas que han inventado un nuevo concepto de democracia”.

Manolo Sanlúcar ofrece cursos dentro del marco del Festival de la Guitarra, aún sin estar titulado “porque para serlo, me tiene que examinar un señor de la Escuela Clásica que no tiene ni idea del flamenco. Yo no me someto a esa villanía”.

Etiquetas
stats