Una llamada al concejal de Seguridad de Córdoba propició la marcha de camiones que denegó la Subdelegación

Caravana de transportistas dentro de la capital.

El delegado de Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, no puso reparos a la entrada en Córdoba de la caravana de transportistas, a pesar de que la Subdelegación del Gobierno sólo había permitido su tránsito por las autovías que rodeaban la ciudad. Lo ha contado el propio Torrico, que ha detallado que había recibido una llamada del portavoz de la plataforma de camioneros para informarle de que se adentrarían en la ciudad.

La llamada se había producido esa misma mañana, cuando los transportistas estaban en El Arenal decidiendo qué itinerario pensaban tomar. El portavoz de la plataforma en Córdoba, José Manuel Barrero, había expuesto a los periodistas que la idea de la plataforma era entrar en la ciudad aunque no se contara con la aprobación de la Subdelegación del Gobierno, si bien ha conseguido el teléfono del delegado de Movilidad (cuyo nombre afirmaba desconocer) este mismo lunes.

Finalmente, sin la aprobación de la Subdelegación, pero con el visto bueno por parte del delegado (y con un plan de acompañamiento de la Policía Local realizado con urgencia) los camioneros, acompañados de grúas, camionetas o incluso tractores, han marchado por varias calles ralentizando el tráfico de la ciudad.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han reconocido a este periódico que la entrada en la ciudad no estaba autorizada, si bien las fuentes consultadas no han sabido precisar si el concejal de Movilidad del Ayuntamiento llegó a contactar con ellos para informarles de la entrada de los camiones en la ciudad. Tampoco han precisado si se ha sancionado o se va a sancionar a los vehículos que han participado en la protesta o a quienes la han convocado. Sin embargo, la permisividad de algunos ayuntamientos con las movilizaciones convocadas por la minoritaria Plataforma en Defensa del Sector del Transporte ha provocado un enorme malestar en la Guardia Civil, según detalla El País.

Por su parte, Miguel Ángel Torrico ha dicho en unas declaraciones recogidas por Europa Press que comparte “plenamente” las reivindicaciones del sector, que ha calificado como “justas, necesarias y comprensibles”. De esta manera, “se ha informado a la Policía Local para que el recorrido por varias vías de la ciudad cause el menor trastorno posible de tráfico a los cordobeses en la rutina diaria”. “Es de agradecer que se haya puesto en contacto el portavoz de la plataforma para dar a conocer la intención de la manifestación”, ha resaltado.

Torrico no ha detallado si informó a los transportistas de que podrían estar incurriendo en una presunta irregularidad. La marcha, en todo caso, transcurrió sin incidentes, más allá de la ralentización del tráfico rodado en la ciudad mientras duró la caravana.

Por otra parte, la primera teniente de alcalde, Isabel Albás, ha mandado “todo el apoyo a los transportistas”, porque “la situación está siendo muy complicada”, de manera que ha demandado “una vez más” al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “que se dedique a gobernar, a escuchar, que los transportistas en este país hicieron muchísimo en la época del Covid y ahora el Ejecutivo debería estar a la altura, sentarse a negociar y solucionar este problema”.

Asimismo, Albás ha pedido que “aplique de una vez por todas el IVA súperreducido a la tarifa de la luz y que se sienten a escucharles, porque el sector del transporte es importantísimo y afecta directamente a otros muchos sectores, no solamente a nivel local y provincial, sino nacional”.

Etiquetas
stats