CRÓNICA

Los transportistas colapsan Córdoba: “Esto no va a acabar hasta que se sienten con nosotros”

Caravana de transportistas dentro de la capital

Más de medio millar de camiones, camionetas, grúas y hasta tractores han colapsado el tráfico rodado en la ciudad de Córdoba, tanto en los accesos como en el interior de la capital. Una movilización enorme, una exhibición de fuerza, por parte del sector del transporte (en su mayoría el de los autónomos) cuando se cumple una semana desde el inicio de la huelga.

Desde primera hora de la mañana han comenzado a circular camiones llegados desde casi todos los pueblos de la provincia de Córdoba, y también de algunas localidades sevillanas, como Lora del Río. De modo que, desde las 10:00, los accesos a la ciudad por El Arenal (epicentro desde donde había de partir la caravana) presentaban tráfico lento ante la entrada de camiones. La protesta estaba convocada por la Plataforma Nacional de Transportistas con la idea de circular por la A-4 y la A-45, así como por la carretera de circunvalación de la ciudad (la Ronda norte).

No obstante, desde primera hora ha quedado claro que el itinerario anunciado no era el preferido. El portavoz de la plataforma en Córdoba, José Manuel Barrero, señalaba a los periodistas que la idea de la plataforma era entrar en la ciudad, aunque no se contara con la aprobación de la Subdelegación del Gobierno, como era el caso. Así ha acabado ocurriendo. Minutos antes de las doce, los camioneros, que llevaban varias horas en corrillos de pie junto a los tractores, se han dispersado y ha comenzado la caravana.

Por las buenas o por las bravas

Minutos antes, Barrero explicaba a unos compañeros que, si la Subdelegación del Gobierno quería que las cosas se hicieran por las “bravas”, se iban a hacer “por las bravas”. Entre los transportistas convocados cundía la idea de que había que hacerlo. No se contemplaba otra opción. Barrero señalaba a la prensa que había dos trayectorias: La A, que pasaba por la ciudad, y la B, que pasaba por la ciudad sin autorización.

Al final ha sido la B. La caravana ha recorrido la ciudad desde El Arenal atravesando el Campo de la Verdad, la plaza de Santa Teresa, la avenida de Cádiz, la plaza Andalucía, el paseo de la Victoria, y la República Argentina, para después volver hacia la Autovía A-4. A falta de autorización, se ha comunicado el itinerario a la Policía Local.

Así, las sirenas de Policía se han unido al sonido de los motores y el claxon de los camiones. El despliegue policial ha sido tan apresurado como aplicado. Mientras los camiones partían de El Arenal, iban estableciéndose las patrullas en los distintos puntos de paso para controlar el tráfico. La salida de la caravana ha pillado por sorpresa a muchos cordobeses. Otros, por ejemplo en el Campo de la Verdad, la han recibido con júbilo y muestras de apoyo. La cola de camiones era larguísima. Los pitos han sonado durante horas.

“Ni antes éramos héroes ni ahora somos villanos”

Antes de partir, los transportistas cordobeses aclaraban que la huelga no ha terminado ni va a terminar hasta que el Gobierno se siente con ellos a negociar. José Manuel Barrero, otro de los portavoces -hermano de Miguel Barrero-, recordaba que la reunión de este lunes con el departamento de mercancías del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) no servía para nada, pues es la Plataforma Nacional de Transportistas la que ha iniciado la huelga.

“Esto es un parón indefinido y va a durar hasta que el Gobierno hable con nuestro presidente, Manuel Hernández, que es con quien tiene que hablar, ya que es el que ha convocado la huelga”, decía Miguel Barrero, que indicaba que “la principal solución es, o que suba el precio de los viajes o que baje el precio del gasoil”. Además, han recordado que hace unos años, cuando estalló la pandemia, se les tildó de héroes. “Ni antes éramos héroes ni ahora somos villanos. Antes estábamos trabajando y ahora estamos luchando por el transporte”, afirmaba.

A las familias y personas que se vean afectadas por la huelga sólo le han pedido “paciencia”, porque esto tiene que tener “alguna solución”. Las primeras medidas no han tardado en llegar. Según relataba Barrero, muchas empresas han comenzado a cambiar los horarios para recibir mercancía por la noche y así poder evitar los piquetes informativos.

“Pueden decir que somos la minoría, pero somos muchos. Mira todos los que estamos aquí”, señalaba Fernando, otros de los portavoces de Plataforma Nacional de Transportistas. La convocatoria, de hecho, ha sorprendido a los propios convocantes. Uno de ellos hablaba por teléfono y lo contaba: “Es que no paran de entrar camiones, es increíble”. “Como entremos en la ciudad se va a liar”, decía otro de los transportistas convocados. Algunos han ido acompañados de sus familias.

La hilera de camiones, de hecho, impactaba tanto que había quien se acercaba a echar fotos, sin saber que estaba arrancando una jornada histórica de movilizaciones para el sector del transporte.

Sin incidentes en las primeras horas

Por la autovía y por la ciudad, los vehículos han circulado a 60 kilómetros por hora, el mínimo legalmente fijado por las normas de tráfico. Además, lo han hecho en un solo carril, manifestando de esta manera sus protestas. En las primeras horas no ha habido ninguna incidencia reseñable.

Por otra parte, durante la jornada de este lunes la Guardia Civil ha escoltado a varios camiones que han circulado entre las provincias de Málaga y Córdoba. En esta ocasión, se trataba de conseguir la llegada de mercancías del puerto de Málaga hacia otros puntos.

Además, este lunes no ha habido incidentes reseñables en la provincia de Córdoba y tampoco ha habido problemas en Mercacórdoba, que se sigue resintiendo en la llegada de productos a causa de la huelga.

Etiquetas
stats