CONTAMINACIÓN

Encuentran cantidades de arsénico superiores a las permitidas en el agua de La Colada

Embalse de La Colada

El agua del embalse de La Colada está contaminada con pesticidas, restos de purines y también con sustancias químicas muy peligrosas para la salud. En concreto, se ha detecado la presencia de arsénico- siete veces superior a los límites legales- en la zona.

Y es que, según un estudio de la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa) que ha contado con dos informes sobre el análisis de muestras de este agua en dos épocas diferentes -marzo y julio- el agua, además de arsénico contiene otros parámetros que sobrepasan los niveles establecidos en el Real Decreto 140/2003 del 7 de febrero.

La presencia del arsénico, conocido por su toxicidad, se encontraba en la muestra recogida en marzo en un nivel seis veces superior al establecido, en 60 microgramos por litro, cuando la recomendación del Real Decreto que regula los máximos en el agua es de 10. Pero en julio, el segundo informe demuestra que este ha aumentado aún más, a 72 microgramos por litros. En cuanto al total de plaguicidas que se han encontraron en la muestra de marzo fueron 2,54 microgramos por litro; a diferencia de los 3,16 registrados en la muestra del mes de julio. La cantidad permitida por el Real Decreto 140/2003 es de tan solo 0,50.

De estos plaguicidas entre los que se encuentran el aldrín, fluroxipir o la pendimetalina, los dos que han superados los límites establecidos son el glifosato y el AMPA -ácido aminometilfosfónico-. El primero en el mes de julio superaba por cuatro veces los 0,10 microgramos por litro, mientras que el AMPA multiplicaba por 26 su presencia pasando los 0,10 permitidos hasta los 2,66.

En cuanto a los parámetros microbiológicos analizados, escherichia coli; enterococo y clostridium perfringens, se han encontrado un número superior del recomendado de enterococos. Estos restos proceden especialmente de los purines vertidos, y no depurados, por las ganaderías al río Guadarramilla, del que se alimenta el embalse de La Colada.

Por último, el informe del mes de julio demuestra que en cuanto a los parámetros indicadores (alumino, amonio, cloruro, color, conductividad o hierro entre otros), los que han sido encontrados en mayor medida han sido el pH, la turbidez y la oxidabilidad. Sobre el pH, el RD establece que las unidades deben estar entre 6,5 y 9,5; en esta ocasión las que se han encontrado en la muestra tomada han sido 9,6 unidades.

Por todos estos parámetros que superan los límites permitidos en el Real Decreto 140/2003, el agua que llena hasta aproximadamente el 70% el embalse de La Colada, no está apta para ser consumida. Por tanto deberá pasar, según establece el informe técnico emitido por Emproacsa, por “tratamientos de potabilización que reduzcan las concentraciones de los parámetros anteriormente mencionados por debajo de los valores paramétricos establecidos”.

Por su parte, la Junta de Andalucía mantiene la prohibición de baño en el embalse, que sí que autorizó el año pasado, por la presencia principalmente de restos de purines, muy peligrosos.

Eso sí, la presencia de todas estas sustancias no impide que el agua de La Colada se pueda potabilizar. Al contrario, para hacerlo, se debería ampliar la ETAP de Sierra Boyera, aumentar los depósitos de decantación y adquirir nuevos productos químicos que lo permitan.

Etiquetas
stats