Balance del Infoca: la superficie quemada por incendios este verano fue 6 veces mayor que en 2020

Un bombero del Infoca lucha contra el fuego

Los bomberos del Plan Infoca han sofocado un total de 105 incendios en el periodo estival en Córdoba, entre el 15 de junio hasta el 31 de noviembre. Más de un centenar de fuegos que han calcinado 900 hectáreas, lo que equivale a multiplicar por seis las 144 hectáreas que se quemaron en el año 2020.

Los datos los ha dado este jueves el delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, Antonio Repullo, quien ha explicado ante los medios las conclusiones a las que se han llegado con el Comité Asesor Provincial del Plan Infoca. Según ha resaltado, este año gracias a la labor de los agentes, "la quema se ha visto limitada" y el 81% de estos incendios se han quedado en conatos que no han afectado a más de 1 hectárea. 

Según ha detallado, delegado territorial de Desarrollo Sostenible, Giuseppe Aloisio, en este periodo de 2021 se han producido 105 actuaciones, de las que 20 incendios han sido los más importantes y los que han afectado a estas hectáreas. El de mayor impacto, ha aclarado Repullo ha sido el de Villaharta, "en el que se estableció el nivel uno de emergencias", con la participación del 112, guardia civil, emergencias sanitarias y Endesa, entre otros. El municipio no llegó a verse afectado "porque estuvo controlado desde el inicio". 

Con las 105 intervenciones, se ha "roto la estadística", aunque el número de superficies afectadas ha sido más. En cuanto al terreno forestal considerado en este Plan, 223 de estas 900 hectáreas afectadas corresponden a arbolado y 678 a matorral.

Respecto al año pasado, las actuaciones han aumentado, ya que en 2020 fueron 95 los siniestros atendidos. Sin embargo, según ha detallado Aloisio, se encuentran dentro de la media que "en los últimos veinte años es de 97 incidentes durante el periodo de alto riesgo". Las superficies quemadas han aumentado "de manera exponencial", ya que "la media de los últimos 20 años es de 230 hectáreas por año, el año pasado fuero 144, pero este han sido 900", ha indicado Aloiso.

Las causas siguen manteniéndose igual, "no hay mucha diferencia con respecto a años anteriores", ha expuesto Aloiso. El 14 % de los fuegos son intencionados; la negligencia "roza el 10%"; el 9% tiene origen desconocido; "más de la mitad están en investigación", y entorno al 9% han sido accidentales. Desde el Infoca, seguirán "trabajando desde la sensibilización", ya que, según ha declarado Repullo, "tiene que llegar a gran parte de la sociedad porque nos encontramos con circunstancias que hacen que se produzcan incendios como tirar una colilla al campo".

Asimismo, ha resaltado el apoyo presupuestario de la Junta, quien en los últimos tres años ha incrementado el presupuesto destinado a la extinción y prevención de incendios en 68 millones de euros. Además, ha reconocido la labor de todas las administraciones y agentes que cada año participan en esta "colaboración institucional"; así como la de los agentes y "no se han limitado a la provincia". Estos han participado en otros accidentes en Almería, Almadén de la Plata o Ubrique, donde uno de los bomberos ha fallecido. 

Otros incendios en los que han trabajado, ha comentado el delegado han sido el de Alcaracejos "en el que no se activó el nivel uno porque no se veían afectados núcleos urbanos", el de Villaviciosa, Sierra de Gaena, Los Pelaos en Cabra o la Sierra de Malagón en Belalcázar.

Etiquetas
stats