El Ayuntamiento estudia construir un nuevo parque central de bomberos en Poniente

Nuevos vehículos de bomberos para el casco histórico de Córdoba.

El gobierno municipal del Ayuntamiento de Córdoba estudia la construcción de un nuevo parque central de bomberos en la zona de Poniente de la capital. En concreto, apunta al terreno que en un principio se ofreció al Gobierno central para edificar una segunda comisaría de Policía Nacional y que, de momento, no está en los planes del Ejecutivo.

Así lo ha explicado en la mañana de este martes el alcalde de Córdoba, José María Bellido, al presentar los nuevos vehículos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) para sus actuaciones en el casco histórico y calles estrechas de la ciudad. Bellido ha señalado que la construcción de un nuevo parque central de bomberos es "una decisión tomada" por el equipo de gobierno y que actualmente se están "viendo posibles terrenos" para su ubicación. "Ahora mismo se nos ha quedado alguna parcela libre como la que iba a destinarse a la segunda comisaría de Policía Nacional".

Desde el gobierno municipal se ve con buenos ojos este terreno, en Poniente -en las inmediaciones de Turruñuelos- por su rápida conexión con la red de la Ronda, algo que hace que la parcela se adecúe a las necesidades de este servicio de emergencias.

Por su parte, el teniente de alcalde de Seguridad, Miguel Ángel Torrico, ha apuntado que este sería un proyecto "no inmediato, sino a largo plazo", si bien se están estudiando "posibles ubicaciones" y una es "la zona de expansión al oeste de la ciudad", por estar cerca de la Ronda. El este de la ciudad quedaría cubierto con el parque de bomberos de El Granadal y el actual parque central se dedicaría a ampliar las instalaciones de la Policía Local, anexa a este edificio.

Nuevos vehículos de bomberos para el casco histórico

El alcalde y el responsable de Seguridad han presentado los nuevos vehículos de bomberos para el casco histórico, que son los modelos "más estrechos del mercado con las prestaciones necesarias" para este servicio. Así, se han adquirido por un total de 1 millón de euros cuatro vehículos de 1,75 metros de ancho por 4,95 de largo y 2,85 de altura, vehículos de reducidas dimensiones que ofrecen "un salto de calidad en el servicio de emergencias en el casco histórico", en palabras del jefe de los bomberos de Córdoba, Daniel Muñoz.

Los vehículos tienen una capacidad de 1.000 litros de agua, cuentan con tecnología led y cámara de visión de 360 grados. "Cuentan con las mayores prestaciones en tecnología, ergonomía y seguridad". Dos vehículos se utilizarán para la extinción de incendios y otros dos para operaciones de salvamento. Los cuatro camiones ofrecen "una versatilidad a la hora de extinguir incendios y por su reducido radio de giro, una alta capacidad de respuesta" en calles estrechas como las del casco histórico.

Estos cuatro vehículos vienen a sustituir las antiguas Nissan Vanette que datan de 1990 y 1992, con tres décadas de servicio a sus espaldas y más de 66.000 kilómetros en sus ruedas.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2021 - 11:15 h
stats