Aprobada la ordenanza que obligará a los patinetes de Córdoba a circular con seguro

Miguel Ángel Torrico, durante su intervención en el Pleno

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado por unanimidad la ordenanza que regulará la movilidad en el municipio durante los próximos años. Todos los partidos presentaron una enmienda conjunta a la ordenanza y todos apoyaron definitivamente un texto que entrará en vigor en 2023 y que como gran novedad prevé que los conductores de patinetes tengan que disponer de un seguro de responsabilidad. La nueva norma incluye la obligatoriedad de portar casco en los patinetes y de tener un seguro, obligatoriedad que tendrá seis meses de plazo para poder obtenerlo.

Además, el Ayuntamiento de Córdoba tiene previsto elaborar un listado de calles peatonales en las que sea compatible el uso de la bicicleta y el patinete, un listado que servirá de anexo a la Ordenanza de Movilidad que se prevé aprobar este último trimestre del año para su entrada en vigor a partir de 2023. El teniente de alcalde de Seguridad y Movilidad, Miguel Ángel Torrico, ha avanzado que será el gobierno municipal el que elabore un listado de las vías peatonales en las que “pueden convivir” tanto peatones como bicicletas y patinetes, en determinadas condiciones. “Se desarrollará un anexo (a la ordenanza) con las calles específicas para no generar confusión”, aclaró.

Ahora habrá un mes de exposición pública de la ordenanza de movilidad, que volverá al Pleno en diciembre. Entonces, se resolverán las alegaciones y se deberá aprobar definitivamente para que entre en vigor en enero de 2023.

La enmienda aprobada alude a la preferencia de la circulación de bicis y patinetes por el carril bici en las vías que exista. Donde no lo haya, las bicis y patinetes deberán circular por la calzada pero no por las aceras, según consta en el texto aprobado. También se modulará la prohibición de aparcar fuera de los bicicleteros dado que “puede ser difícil de comprobar” que en un momento dado no haya espacio en ellos para aparcar y cuando llegue la Policía Local si se haya quedado libre.

Por otra parte, Torrico avanzó que está previsto que en este mandato se apruebe también la delimitación de una zona de bajas emisiones, algo a lo que obliga una norma estatal que a su vez desarrolla otra europea. El objetivo es limitar el tráfico de coches contaminantes en determinados puntos de la ciudad.

El concejal aseguró que el objetivo será “prohibir lo mínimo posible” y que se trabajará “en la concienciación ciudadana”, más que en las multas.

Etiquetas
stats