Albás le pide a Dorado que entregue su acta y le recuerda que es concejal gracias a Ciudadanos

Isabel Albás, en una imagen de archivo.

La portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Albás, le ha pedido al exconcejal de la formación naranja, David Dorado, que entregue su acta y no pase así al grupo no adscrito, toda vez que llegó a ser edil municipal por representar a Ciudadanos.

PP y Cs reafirman su pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Córdoba, con David Dorado fuera

PP y Cs reafirman su pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Córdoba, con David Dorado fuera

En declaraciones a los periodistas, Albás ha asegurado que, a pesar lo que ha ocurrido en las últimas 72 horas, en las que David Dorado primero amagó con irse a la oposición, después reculó para marcharse de nuevo este miércoles, el Grupo Municipal Ciudadanos “sigue más unido que nunca”.

Sobre lo ocurrido este miércoles en la reunión con Dorado, ha criticado que ésta haya preferido anteponer “una vendetta personal” a su trabajo como concejal. Albás ha reconocido que el exconcejal “tiene una afrenta contra el alcalde de Córdoba”, José María Bellido, que los ediles de Cs no comparten, de ahí que se le haya pedido que cesara las hostilidades y, una vez que ha anunciado que se marchaba, entregara su acta de concejal.

Dorado se negó, y Albás le ha pedido este jueves que recapacite. “Los ciudadanos nos votaron por el proyecto al que representábamos, por lo que las vendettas personales no pueden mezclarse con la política. Si quieres trasladarlo a tu vida personal, tendrás que dejar la política, pero no lo puedes hacer representando a un proyecto político. Los ciudadanos nos votaron por nuestro proyecto político y no por nuestros nombres y apellidos”, ha reflexionado la teniente de alcalde, que ha insistido en que “David Dorado es concejal porque representaba a Cs, no porque se llame David Dorado”.

“Cuando dejamos de pertenecer a ese partido, lo normal es dejar el acta de concejal, porque sino no habría un pacto entre los partidos políticos en el que se habla de transfuguismo”, ha dicho Albás, que ha defendido la decisión de relevar a Dorado como portavoz, al entender que “un portavoz no puede lanzar acusaciones al alcalde” en los plenos. Además, ha dicho que esta decisión “es una cuestión de partido”.

Gómez Calero y su ausencia en la reunión del grupo

No obstante, ha reconocido que “las actas son personales”, si bien ha considerado que “lo lógico” es que el exconcejal deje el Ayuntamiento, en vez de pasar al grupo no adscrito, engordando de este modo la oposición al Gobierno de PP y Cs, que ahora suma 13 concejales.

Trece ediles que, según Albás, respaldan totalmente al alcalde y son “leales a los socios de Gobierno”. Entre ellos están los tres concejales que quedan del partido Ciudadanos en el grupo municipal, donde también está la edil independiente María Luisa Gómez Calero, que es independiente, ya que, antes de entrar en el Ayuntamiento, había sido previamente expulsada del partido.

Sobre la situación de esta edil también ha sido cuestionada Isabel Albás, que ha dicho que Gómez Calero no estuvo este miércoles en la reunión del grupo municipal, si bien ha asegurado que “ha sido informada de todos los pasos que hemos estado dando”. “Somos un grupo de cuatro personas y vamos a seguir trabajando como desde el año 2019, olvidándonos de espectáculos que no hacen ningún bien a la ciudad”, ha concluido Albás, que ha lamentado “la situación a la que nos ha llevado el comportamiento de David Dorado”.

Podemos duda de la gobernabilidad del Ayuntamiento tras la “expulsión” de Dorado

La portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Córdoba, Cristina Pedrajas, “a la luz de los últimos acontecimientos que han tenido lugar” en el seno del gobierno municipal de PP y Cs, tras la “expulsión” del mismo del ya exportavoz de Cs y próximo edil no adscrito, David Dorado, se ha preguntado “qué va a pasar a partir de ahora, cómo va a ser la gobernabilidad en la recta final de un mandato plagado de presuntas irregularidades”.

Junto a ello y en una nota, Pedrajas también se ha preguntado “de qué manera se va a sostener un pacto”, entre PP y Cs, “que se queda aún más cojo y dependiente por completo de la ultraderecha”, ya que Vox “vuelve a tener en sus manos las decisiones últimas en materias importantes o delicadas”, dado que tiene los dos ediles que el gobierno local, formado ahora por nueve concejales del PP y cuatro de Cs, precisa para sumar la mayoría absoluta de 15 ediles, frente a los 14 concejales que suman el PSOE (ocho), IU (tres), Podemos (dos) y Dorado.

Lo “más curioso”, en opinión de Pedrajas, “es comprobar cómo se han ido desarrollando todos los acontecimientos a lo largo de los últimos tres años, de modo que la derecha cordobesa sigue teniendo en sus manos, aunque con muchísimas complicaciones, la posibilidad de llegar a acuerdos, pero qué diferente hubiera sido todo ahora si por entonces la que ahora es concejal María Luisa Gómez Calero, que ni siquiera ha estado presente en la comisión de seguimiento del pacto, hubiera optado por entrar como edil no adscrita”, tras su expulsión de Cs.

Finalmente, según ha recordado la portavoz municipal de Podemos, “se la convenció con un carguito, como los ha denominado David Dorado no hace mucho, dentro del cogobierno de dos cabezas que hay en la capital cordobesa, por lo que esta última crisis, por tanto, no ha sido la decisiva, aunque deja muy herido un pacto entre un partido, el PP, que se ha negado a mirar de frente los diferentes casos de presunta corrupción que han tenido y los ha dejado pasar de perfil, y otro, Cs, en completa descomposición y habiéndole ya salido a nivel nacional otro subpartido con el mismo nombre, pero con diferentes caras”.

En Podemos Córdoba creen que “los ciudadanos de Córdoba tienen derecho a saber lo que va a pasar en los próximos nueve meses”, en cuanto a si el PP se dejará “secuestrar constantemente por la ultraderecha para llegar a acuerdos meramente económicos, como son ordenanzas fiscales y presupuesto, a costa de retroceder en avances sociales y de igualdad de género, como parece que busca sus socios no-socios de Vox”, o bien si va “a llegar a acuerdos con el PSOE, aunque eso suponga ir en contra del pensamiento de muchos de sus votantes”.

Para Pedrajas, “haga lo que haga el alcalde”, José María Bellido (PP), “las cuentas son las que son: un pacto con 13 ediles, una oposición de izquierdas de otros 13, un concejal que vaga a su aire y dos concejales de Vox, que se están frotando las manos porque en los siguientes meses todo va a depender prácticamente de ellos”, lo que ha llevado a la portavoz de Podemos a decir que no le gustaría “estar en el pellejo del alcalde, porque acercarse al calor que le ofrece la ultraderecha le puede terminar quemando, tanto a él como a todos los cordobeses”.

El PSOE recuerda que “el decreto que inicia todo está hecho por el alcalde”

Por su parte, la concejala del PSOE, Alicia Moya, ha lamentado “el espectáculo que está presentando este gobierno municipal, con el alcalde a la cabeza”, y que consideran “vergonzoso”, al constatar que “tan sólo unas horas después de reconocer que la situación de su mandato es insostenible, el alcalde decide que todo siga igual, y lo decide a distancia”.

“Llevamos tres años denunciando la incapacidad de este gobierno municipal para gestionar, la inexistencia de un proyecto para Córdoba y la paralización de la ciudad desde que Bellido se sentó en el sillón de alcalde. Y en vez de hablar de los problemas de los cordobeses y cordobesas lo que trasciende desde el ayuntamiento es el inicio de instrucción en el juzgado de dos casos relacionados con la delegación de infraestructuras por prevaricación y tráfico de influencias”, ha asegurado la edil en un comunicado.

Los socialistas tienen claro que el pacto no tiene como objetivo el interés de la ciudad, sino el interés personal de Bellido en mantenerse en el sillón apuntalado por un grupo político que “todo el mundo sabe que está desahuciado”.

“No han solucionado nada. El acuerdo del PP con Cs, ahora con 13 concejales, es papel mojado. Ahora tenemos la confirmación de que este mandato está terminado, el fracaso de este gobierno es absoluto: un mandato fracasado por la incapacidad de gestión y rematado por la sombra de la corrupción”, denunciaba Moya, quien también destacaba que los cordobeses y cordobesas están muy preocupados porque ven cómo el gobierno municipal se desmorona y está ocupado en cuestiones que de ninguna manera van a solucionar sus problemas.

Desde el PSOE resaltan que el alcalde y su equipo están intentando por todos los medios hacer como que no pasa nada, pero sí pasa, y es un asunto que está teniendo graves consecuencias en la gestión del consistorio y, por lo tanto, en el funcionamiento de la ciudad.

“Sus peleas internas, sus vaivenes y sus vendetas ocupan todo su tiempo. Y seguirá siendo así porque van a tener en el pleno a un concejal que está muy ”enfadado“ y centrado en seguir presentando pruebas de lo que entiende como un caso de corrupción que afecta directamente al alcalde. Ha amenazado en muchas ocasiones con seguir tirando de la manta en un asunto de presunta prevaricación y tráfico de influencias que ya ha admitido un juzgado. ¡Que no se le olvide, alcalde!: hablamos de causas judiciales, dos, no es una tontería ni un delirio de un concejal”.

Viendo el interés que ha mostrado el señor Bellido hasta ahora por este asunto, afirman los socialistas, no extraña nada que no le interesen en absoluto el resto de problemas que afectan a los habitantes de esta ciudad: obras que se anuncian y no se hacen, obras de climatización que tardan tres años en ponerse en marcha, calles sucias, ayudas europeas que se pierden porque no saben presentar en tiempo y forma las solicitudes, ciudadanos que no pueden realizar los trámites más básicos en su ayuntamiento porque no funcionan los sistemas informáticos y tienen que pagar recargos,…..

Para Moya “lo que tenemos claro es que no nos podemos fiar de la palabra del alcalde ni de su equipo de gobierno” y ha puesto como ejemplo las últimas declaraciones del delegado de Presidencia, en las que explicó cómo el Sr. Dorado firmó el inicio de la segunda investigación sobre contratos en este ayuntamiento mientras era alcalde accidental. Pero lo cierto es que el lunes estaba firmando una respuesta a solicitud de información de nuestro grupo en la que asegura que el 19 de noviembre, día de la firma de David Dorado, no está registrada la ausencia del alcalde en el libro de ausencias. Si el alcalde estaba fuera de la ciudad no se comunicó.

“Es más: el decreto por el que se inicia todo está hecho por el alcalde y después se lo pasan a Dorado para que lo firme. Lo hacen juntos, saltándose todas las normas y procedimientos legales. Pero cuando la investigación empieza a llegar a expedientes del mandato de Nieto el alcalde ya no quiere saber nada. Es el alcalde el que designa al secretario de pleno para la investigación en contra del criterio de la asesoría jurídica. Utilizan el ayuntamiento como les da la gana y cuando sale mal buscan una cabeza de turco para ”colgarle el muerto“.

Etiquetas
stats