Sin lluvia a la vista: primer fin de semana de octubre en dique seco

Turistas junto a la Mezquita | TONI BLANCO

Solo un milagro podría salvar el año en cuanto a precipitación acumulada. Que el otoño y el comienzo del invierno se comporten como muy húmedos para recuperar terreno en el que hasta el momento está siendo el periodo más seco que hemos vivido en Córdoba desde que existen registros. Los escasos 129,3 mm por metro cuadrado que llevamos recogidos en este 2019, apuntan a un escenario que podría empezar a tildarse de catastrófico, y que encajaría dentro de los escenarios más pesimistas de la evolución futura atribuible al cambio climático. Octubre no está ayudando, y ni durante el fin de semana, ni a lo largo de la próxima semana, se esperan lluvias que apacigüen una situación dramática.

Un muro en el Atlántico

El bloqueo anticiclónico que afecta a la Península Ibérica, se comporta como un muro infranqueable que impide a las borrascas atlánticas adentrarse en terreno peninsular. Todas se derivan hacia las Islas Británicas y la fachada atlántica francesa, quedando la Península al margen de las añoradas embestidas borrascosas. El único consuelo que nos queda al sur del sur, es que el paso de los días y su inevitable acortamiento, ayuda a que el termómetro vaya restando grados. Así las noches son cada vez más frías, evitando que las temperaturas se disparen con el paso de las horas.

Así será el fin de semana, donde la estabilidad en la provincia, al igual que en el resto de la Península, será la nota dominante. Sin rastro de lluvia y con temperaturas que oscilarán, en el caso de Córdoba, entre los 13 grados de mínima y los 31 o 32 de máxima. Días muy apacibles entre el viernes y el domingo en toda la provincia, que mantendrán el ambiente primaveral, y que se prolongará durante al menos la primera mitad de la próxima semana.

La tendencia desde ahora, la misma, sin lluvia a la vista.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats