La lluvia pone en alerta a pueblos del Genil y deja 5 carreteras cortadas

.
El desembalse de Iznájar obliga a vigilar el cauce en Cuevas de San Marcos (Málaga) con 12 desalojados y la pedanía lucentina de Jauja y en alerta a Palma del Río; además, el Guadalquivir vuelve a crecer

La tierra está tan saturada de agua que sólo ha hecho falta un día de fuertes lluvias para que se vuelvan a repetir, aunque de menor intensidad, los problemas de la pasada semana. Según han informado fuentes del servicio de emergencias del 112 Andalucía, Córdoba tiene cinco carreteras cortadas, más de una docena afectadas por desprendimientos y balsas de agua, el Genil baja crecido por culpa del desembalse del pantano de Iznájar y también la lluvia, el Guadajoz se ha desbordado poco antes de su desembocadura en Córdoba y el Guadalquivir vuelve a bajar con más de 1.100 metros cúbicos (el umbral a partir del cual provoca problemas) en El Carpio y Villafranca de Córdoba.

Los problemas más importantes están en las carreteras. La N-420 que une Córdoba con Ciudad Real ha vuelto a ser cerrada al tráfico a la altura de Azuel. Lo mismo ocurre con carreteras que habían sido reabiertas al tráfico y que ahora han vuelto a cortarse, como la que une Montilla con Montalbán, la de Montemayor y otra vía en Baena. También está cortada por inundación la carretera que une Nueva Carteya con Montilla.

Ahora, lo que más preocupa es la crecida del Genil. Anoche, se activó la prealerta por el desembalse del pantano de Iznájar, que supera el 99% de su capacidad y que está aportando unos 150 metros cúbicos por segundo al cauce del Genil. Las lluvias y este aporte han obligado a desalojar a 12 personas en Cuevas de San Marcos (Málaga), se ha desbordado en Badolatosa (Sevilla) y también en las zonas bajas de la pedanía lucentina de Jauja, donde inunda desde anoche el campo de fútbol. Esta madrugada el Genil ha entrado también en la zona baja de Écija. Allí alcanza una altura de seis metros. A partir de los 7,40 comienzan los problemas en casi todo el casco urbano de este pueblo sevillano.

En Palma del Río, a las 8.30 el Ayuntamiento ha publicado un parte de emergencia en el que informa que por la crecida del Genil “se están viendo afectados los pagos de huerta de Pedro Díaz y La Graja, así como la zona de Callejón del Junco que se encuentra fuera de alineación del casco urbano”. Además, el Consistorio prevé que vuelvan a inundarse las demás zonas que se vieron afectadas con la crecida de la pasada semana.

Por otra parte, esta madrugada, sobre las 1.30, se ha desbordado el río Guadajoz en la zona de Valchillón, poco antes de su desembocadura con el Guadalquivir ya en el término municipal de Córdoba. Este afluente del Guadalquivir que recoge gran parte de las aguas de la Campiña de Córdoba ha llegado a superar los 4 metros de altura.

Mientras tanto, el Guadalquivir ha vuelto a subir a los niveles de prealerta. Cuando el río supera el caudal de 1.100 metros cúbicos en El Carpio y Villafranca comienzan los problemas en las zonas bajas. A las 8.00 de esta mañana el río bajaba ya con un caudal de 1.150 metros cúbicos por segundo. En el azud de Alcolea alcanzaba una altura de 4,65 metros, a casi 90 centímetros aún de desbordarse. Fuentes del 112 aseguraron a este periódico que personal de emergencias vigila de nuevo el cauce.

Etiquetas
stats