El legado judío que atrae a miles de turistas hasta Lucena, protagonista en National Geographic

Imagen del cementerio judío de Lucena | TURISMO SUBBÉTICA

El legado judío que atesora la localidad cordobesa de Lucena le ha valido ser protagonista esta semana de un reportaje en la prestigiosa revista internacional National Geographic, que se adentra en el tesoro histórico que alberga este municipio capaz de atraer a miles de visitantes judíos.

La ciudad lucentina alberga el único cementerio judío visitable en España y que es, además, el más grande y mejor conservado de Europa, como expone en su reportaje la revista. El hallazgo de este tesoro se produjo en el año 2006, cuando las obras en la ronda sur del municipio dejaron al descubierto, en el denominado cerro Hacho, el cementerio antiguo de la ciudad, de época medieval andalusí.

El descubrimiento se propagó desde entonces entre la comunidad judía internacional, que recuerda a la antigua ciudad de Eliossana -Dios nos salve, en hebreo-, la ciudad judía en la época del califato de Occidente. Y, desde entonces hasta ahora, son miles las visitas de judíos que llegan a la localidad. El recinto es hoy un lugar sagrado para la comunidad sefardí.

Las tareas de excavación cuando se descubrió el cementerio sacaron a la luz 346 tumbas, de los siglos X y XI, en una superficie de unos 3.700 metros cuadrados, donde las labores arqueológicas y antropológicas descubrieron los modos de vida y ritos funerarios hebreos de la época.

Junto a ello, los visitantes rescatan el pasado judío de Lucena en sus calles, rotuladas en castellano y hebreo, en la gastronomía y en las tradiciones. National Geopraphic lo define como “un interesante viaje a la Edad Media en esta pequeña y accesible localidad, en la que aún resuenan canciones judeoespañolas y se siguen fabricando de forma artesanal menorás de bronce y januquiás de barro. Una desconocida Lucena que brilla de nuevo entre olivares, y se enorgullece de ser una de las juderías más bellas entre las que forman parte de Caminos de Sefarad”.

Ese paseo que se propone por la historia hebrea de Lucena comienza en el Castillo del Moral, sede del Museo Arqueológico y Etnológico que explica la edad de oro del judaísmo lucentino, y prosigue por el cementerio judío, la Capilla del Sagrario de la Iglesia de San Mateo que hoy se levanta sobre la antigua sinagoga, palacios y patios construidos por familias o el sonido del Coro de Cámara Elí Hoshama, una formación musical que interpreta partituras de grandes autores del Renacimiento y especialmente del cancionero sefardí.

La gastronomía y, en especial, la repostería de raíces judías, ponen el broche de oro a este recorrido por el legado hebreo de la localidad cordobesa, protagonista del reportaje que explica los tesoros de su pasado que hoy en día buscan miles de judíos de todo el mundo.

Etiquetas
stats