¿Qué le queda a la nueva Carrera Oficial?

Nazarenos y misterio de la Agonía a su salida de la Mezquita Catedral. | ÁLVARO CARMONA

Los avances en los últimos días son evidentes. Aunque aún resta trabajo por delante. Si bien el trayecto es largo y complicado, el esfuerzo y el entendimiento permiten que el anhelo de los cofrades de Córdoba comience a cobrar forma. En realidad, el sueño dejó de serlo para convertirse en realidad tiempo atrás. Una realidad que sin embargo no lo será total hasta el mes de abril de 2017. Entonces, la ciudad contará con una Semana Santa histórica tras el traslado del recorrido común de todas las hermandades a la Mezquita Catedral y su entorno. Pero, ¿qué le queda a la nueva Carrera Oficial? El proceso entra en una fase determinante con gran parte del trabajo adelantado. En ese sentido, resulta esencial el diseño de cada una de las jornadas, aspecto en el que restan únicamente los acuerdos de las corporaciones del Lunes Santo y del Miércoles Santo. Estos llegarán, si no existe un contratiempo que lo impida, en breve. Después será turno para que el Ayuntamiento realice su análisis para el correcto desarrollo del proyecto.

El camino hacia la nueva Carrera Oficial comenzó el 31 de mayo con un primer pleno en el seno de la Agrupación de Hermandades que concluyó sin acuerdo. Se abrió entonces un proceso de estudio en el que incluso hubo dos propuestas -y el esbozo de una tercera- sobre la mesa. Fue el pasado 18 de octubre, tras un período intenso de estudio y reuniones, cuando las cofradías de la ciudad decidieron aprobar el traslado del recorrido común a la Mezquita Catedral y su entorno -con inicio en la Puerta del Puente y final en la intersección entre Magistral González Francés, Cardenal González y Corregidor Luis de la Cerda-. Se cumplía, con un ligero retraso -la previsión inicial era que sucediera en septiembre-, el plazo y arrancaba otra etapa, la más importante. Ésta es que todavía tiene lugar, con diversas citas entre las corporaciones por días para definir cada uno de estos. Después de un período de trabajo incesante e incansable, la mayor parte del trazado ya está recorrido.

La labor en ese sentido establece un punto principal: la configuración del orden de paso en la Carrera Oficial, pues a partir de éste se posibilitarán los recorridos de cada hermandad. Claro está, todos fueron y son estudiados en común para evitar cruces entre cofradías. Fueron las del Domingo de Ramos las primeras que alcanzaron su acuerdo de cara a 2017 y posteriormente sellaron los suyos las del Martes Santo, las del Jueves Santo y las del Viernes Santo. Dada la circunstancia de que el Domingo de Resurrección sólo recorre las calles de Córdoba el Resucitado, únicamente quedan por diseñar las jornadas del Lunes y del Miércoles Santo. Ese hecho no tardará en producirse, al menos así se espera. Las corporaciones del último día mencionado se reunirán la próxima semana, según fuentes consultadas por EL CIRINEO, para dejarlo todo cerrado en lo que al itinerario compartido se refiere.

En el caso del Lunes Santo, ésta es la jornada que presentaba, y presenta, mayores dificultades por varios motivos: es laborable y lectiva, los puntos de partida son dispares -Zumbacón, Huerta de la Reina o Campo de la Verdad- y algunos recorridos extensos, y, además, se da el contraste entre el silencio y el acompañamiento musical. Sea como fuere, el trabajo no se detiene en las corporaciones que completan este día y de hecho ya tienen una propuesta que bien pudiera ser la definitiva. Aunque antes tendrá que haber consulta a las juntas de gobierno acerca del planteamiento actual y comprobar su viabilidad en lo que se refiere a los itinerarios parciales. La disposición, desde luego, es absoluta por parte de las cofradías, desde las que además, se tiene claro que la posibilidad del no acuerdo no existe -no en vano, están sujetas al cerrado en octubre para el traslado de la Carrera Oficial- y que la voluntad es firme.

Pero la definición de itinerarios y horarios de cada día no es lo único a tener en cuenta en relación al trabajo a desarrollar para la nueva Semana Santa. Ahí entra en juego la coordinación entre instituciones, principalmente entre la Agrupación de Cofradías, el Ayuntamiento y el Cabildo. Esto es así debido a que son muchos los aspectos que han de estar estudiados al detalle, como lo son la movilidad, la seguridad y el montaje de infraestructura. En ese sentido, el teniente de alcalde de Seguridad, Emilio Aumente, apremió el viernes a las hermandades a cerrar la configuración del recorrido común por el entorno de la Mezquita Catedral para evitar la premura de tiempo, en la que consideró empieza a entrarse. Con todo, el Gobierno local mantiene su disposición a la consecución de un proyecto del que, por otro lado, obtuvo un primer dossier. En el mismo se recoge que el Patio de los Naranjos será de libre acceso, una cuestión que habrá de conjugarse con el tránsito restringido de la mayor parte de las calles que rodean el primer templo de la Diócesis durante las procesiones, o que será en torno a éste donde se ubiquen palcos y sillas.

Etiquetas
stats