Más labor social en honor a la Virgen de la Salud

María Santísima, Madre del Redentor, Nuestra Señora de la Salud | TONI BLANCO

Vive la hermandad, y con ella todo su barrio, un año tan especial como emotivo. No en vano, este 2018 trae consigo para la Agonía el cumplimiento de un sueño largamente aguardado. En apenas unas semanas, motivo por el que la espera es más intensa si cabe, la cofradía va a ver en las calles de Córdoba a Nuestra Señora de la Salud. El próximo Martes Santo es el de la primera salida procesional de la imagen que tallara Miguel Ángel González Jurado. Un hito éste por el que la corporación radicada en la parroquia de Santa Victoria, en El Naranjo, apuesta por incrementar su ya importante labor caritativa. Lo hace como acción de gracias y después de presentarla en la tarde noche del sábado dentro de su Función Principal de Instituto.

El acto con que culminaron los cultos al Santísimo Cristo de la Agonía, que permanece expuesto en besapiés este domingo, sirvió para bendecir la bambalina frontal del palio de la Santísima Virgen Madre del Redentor Nuestra Señora de la Salud. Pero también para conocer de primera mano la generosa forma en que la hermandad de El Naranjo celebra el hecho de ver a su titular en la Mezquita Catedral y entre las gentes de la ciudad. En este sentido preparó una línea de actuación abierta a distintos colectivos y fines. El primero de ellos e la creación de una beca para sufragar los gastos del Seminario Menor de Córdoba, enclavado precisamente en la feligresía de Santa Victoria. Esta prestación lleva el nombre de ‘Padre Jorge Antonio Asencio Salas’ en homenaje al vicario parroquial, fallecido hace pocos meses, y como reconocimiento a su labor en el barrio.

La beca tiene vocación de continuidad en el futuro, según apuntó la cofradía, y todo el que lo desee puede colaborar con aportaciones. Y ésta no es la única que ofrece en su programa solidario de acción de gracias la hermandad, pues añade otra para la Escuela de Pacientes Oncológicas Rose Project. El proyecto trabaja con mujeres afectadas por cáncer de mama a través de diferentes talleres, con los que se pretende generar una mejora del bienestar en aquellas afectadas por esta enfermedad. Por dicho motivo la labor conlleva una serie de objetivos para que las pacientes puedan obtener una mayor satisfacción, y lo hacen de la mano de un equipo interdisciplinar. La Agonía sufraga una ayuda para una mujer dentro de esta iniciativa.

Por otro lado, el grupo de Pastoral de la Salud de la corporación radicada en Santa Victoria entendió necesario ofrecer su ayuda a las personas que sufren algún tipo de dependencia a sustancias adictivas. Fue así como surgió el programa +Salud+, con el que la hermandad crea un gabinete de atención médico-psicológica para asesorar a aquellas personas de la feligresía que estén afectados por el mencionado problema. Del mismo modo, la cofradía cerró un acuerdo para el seguimiento profesional por parte de Acali. La Agonía insta a los interesados a iniciar su proceso de rehabilitación a través de esta vía a contactar con su consiliario, con garantía de privacidad.

La obra social planificada por la primera salida de Nuestra Señora de la Salud continúa con el mantenimiento durante un día del ala de Baja Exigencia del Hogar Madre del Redentor. En realidad, dicha manutención se llevó a cabo a lo largo del sábado con motivo de la Función Principal de Instituto de la cofradía, que institucionaliza esta iniciativa de cara a años venideros. Esta actuación tuvo, y tendrá en un futuro, como objetivo apoyar el trabajo iniciado en 2000 por la Diócesis de Córdoba en relación a las personas sin hogar, a las que ofrece cobijo en el mencionado hogar -con 32 camas-. Una necesidad ésta que es mayor en las fechas actuales dado que perduran, e incluso crecen algunas jornadas, las bajas temperaturas.

También responde la Agonía a las necesidades de la gente que habita en la calle por medio de otro día de mantenimiento al servicio de atención de Cáritas Diocesana, conocido como UVI social. A través de esta iniciativa caritativa, la Iglesia ayuda a las personas sin hogar con ropas de abrigo, alimentos y, siempre importante, dedicación y tiempo de escucha. Además, siempre se procura orientar a quienes se encuentran en tan difícil situación para tratar de salir de ella. La hermandad sufragará el 9 de marzo, en jornada de oración de 24 horas con el Señor, los gastos de este servicio en la ciudad. El generoso programa dispuesto por la Agonía en realidad viene a sumarse a la ingente labor solidaria que realiza normalmente la corporación, que pretende entrar de lleno, más si cabe, en la vida de Córdoba y elevar sus esfuerzos en Zimbabue, país en el que ofrece grandes aportaciones desde hace años.

Etiquetas
stats