Kisko García, 'califa' de la cerveza artesanal

Kisko García en un acto de Fitur en Madrid | MADERO CUBERO

Se llama La Gorda, es rubia y muy cordobesa. Así han definido desde Cervezas Califa su nuevo producto estrella. Estrella Michelín, se entiende, porque el padre de la criatura es nada menos que el cocinero cordobés Kisko García, amante cervecero y chef bandera de la gastronomía cordobesa desde su Restaurante El Choco.

Esta noche García presenta al mundo a La Gorda, su primera incursión en el mundo de la cerveza artesanal, un mercado “en crecimiento y muy creativo que ha logrado lo que las grandes cerveceras no han sabido hacer: evolucionar”, explica Alejandro Díaz, uno de los dos gerentes de Cervezas Califa, la marca que va a comercializar la birra del Chef Estrella Michelín.

La Gorda

¿Y cómo es La Gorda? Pues La Gorda -que es como el cocinero llama cariñosamente a su hija- es una botella achatada cuyo sabor reúne lo mejor de las cervezas ligeras tipo mejicana y lo mejor de las rubias de cebada andaluza, señalan desde la marca. Se va a vender en restaurantes, tiendas gourmet y grandes superficies en una botella de 33 centilitros a partir de este miércoles.

También en los establecimientos de la marca cervecera en el Centro, en Vial Norte y próximamente en MODO; así como en Choco, el restaurante de Kisko García en El Barrio de la Fuensanta, donde el cocinero y los cerveceros van a presentarla en sociedad en la noche del miércoles. Se espera una velada “muy cordobesa”, puesto que el remarcar y potenciar la imagen de la tierra de procedencia estaba en la génesis del producto desde el principio.

Y Díaz reconoce que ha costado sacarlo adelante. Dos años desde que le transmitieron a García la idea de trabajar juntos hasta que la fórmula que estaba en la cabeza del chef haya llegado a los estantes. “La idea siempre ha sido llevar Córdoba por bandera pero fuera de Córdoba, por lo que esta cerveza se enmarca dentro de una estrategia de externacionalización de la marca”, agrega Díaz.

Etiquetas
stats