Kikú: la moda empieza por el peinado

Kikú Peluquerías en la avenida Gran Capitán de Córdoba | MADERO CUBERO

La experiencia y la innovación se dan la mano en Kikú, la cadena de peluquería y cuidado del cabello que hoy en día representa un referente en la moda en el peinado y que nació de un pequeño negocio familiar. De aquella primera peluquería familiar en Villarrubia en los años 70 del pasado siglo, las generaciones siguientes han tomado su experiencia para crear una marca con sello propio, una empresa que se distingue por llevar la moda al mundo del peinado, para hacer de la imagen personal la tarjeta de presentación de un estilo propio.

Kikú cuenta ya con tres centros de peluquería abiertos en Córdoba: en la avenida Gran Capitán, en el centro comercial La Sierra y en Villarrubia, germen de esta innovadora empresa. Además, actualmente ultima los preparativos para abrir las puertas de dos nuevos locales en la capital cordobesa que se sumen a su oferta -un centro de estética y una barbería-, y se lanza ya hasta la provincia de Málaga para abrir allí otros dos centros el próximo año.

“Somos una marca de moda”, destaca la responsable de marketing y comunicación de Kikú, Anylú Vidal, para explicar que lo que motiva a los profesionales de esta cadena cordobesa es ofrecer el corte de pelo y el peinado como claros conceptos de moda, donde el cliente tenga a su alcance las últimas tendencias y, donde además, se sumen la calidad y la atención personalizada.

Por eso, la plantilla cercana a 20 profesionales de los centros Kikú tienen un sello propio en su tarea y se ofrecen en todo un abanico de estilos distintos en cada una de las peluquerías de la marca. Así, los clientes -hombres y mujeres- pueden elegir entre la oferta de cortes, peinados y estilos distintos que se les ofrece con la última moda como referencia, además de los tratamientos, siempre personalizados, y las distintas líneas de maquillaje y estética. Junto a ello, en todas sus peluquerías cuentan con sillones lavacabezas con masaje y realizan análisis capilares gratuito a sus clientes.

“Nos hemos convertido en un referente a la hora de ofrecer una experiencia a nuestros clientes”, indica Vidal, una experiencia a la hora de definir y hacer realidad la imagen que cada persona requiere, con profesionales con talento y con estilos propios, además de marcas de prestigio que eligen Kikú para hacer en sus centros eventos de presentación.

“Nuestra filosofía es ofrecer al cliente un valor añadido”, un plus en su cuidado personal, donde el abanico de servicios que ofrecen los centros Kikú están “siempre orientados a lo que el cliente demanda”, ya sea en cortes, peinados y tratamientos del cabello o cualquiera de sus líneas estéticas.

Y, todo ello, adaptado en cada uno de sus centros a todo tipo de consumidor, donde el horario no sea un obstáculo para adentrarse en una verdadera experiencia estética, con peluquerías abiertas durante doce horas ininterrumpidas, para encontrar el estilo que cada cual busca para su imagen personal.

Etiquetas
stats