Un jurado popular juzgará a un preso acusado de matar a otro en 2014

Prisión de Córdoba | MADERO CUBERO
El supuesto asesino estaba en la cárcel de Córdoba cumpliendo una pena por asesinato cuando habría acabado con la vida de su 'preso sombra'

Un tribunal popular juzgará el próximo 14 de junio a F. J. S. R., de 33 años, acusado de matar a un preso en el interior de la cárcel del Córdoba el 11 de junio del año 2014. Este hombre estaba en la cárcel de Córdoba cumpliendo una condena de 22 años por asesinato, en un fallo dictado por la Audiencia Provincial de Bilbao.

Según relata la Fiscalía, que solicita una nueva pena de otros 20 años de prisión por otro presunto delito de asesinato, los hechos ocurrieron a primera hora del 11 de junio. Este preso, considerado altamente peligroso, estaba cumpliendo condena en régimen de aislamiento, pero solo tenía tres horas de salida al día al patio, que las realizaba con el presidiario al que asesinó. Esas horas podía estar en el patio o en un taller "ocupacional o sala de musculación" con ese preso sombra.

A las 8:45 de ese día estos dos presos fueron introducidos en la sala de musculación por funcionarios de Instituciones Penitenciarias, según el relato de la Fiscalía Provincial. En ese momento, el preso sombra entró en el baño con el acusado, según la Fiscalía, que aprovechó la falta de iluminación de una zona que además no estaba siendo grabada por las cámaras de videovigilancia para asestarle a su víctima, siempre supuestamente, un fuerte golpe en la cabeza contra una de las parases. El hombre empezó a tambalearse y el acusado le volvió a coger de la cabeza y la golpeó contra el retrete de aluminio, continuando con varias patadas y golpes por todo el cuerpo durante el menos diez minutos.

Los funcionarios de prisiones comprobaron que los dos presos llevaban un rato sin salir del baño y decidieron entrar sobre las 9:00. La víctima se mantuvo con vida hasta el mediodía, cuando falleció a causa de la brutal agresión, cuyo origen todavía se desconoce. El fallecido había logrado la nacionalidad española y tenía dos hijas pequeñas. Una investigación posterior de Instituciones Penitenciarias concluyó que los funcionarios habían hecho bien su trabajo.

Etiquetas
stats