La Junta caduca la licencia para la cementera Cosmos

Miembros de la plataforma Aire Limpio, en una protesta. FOTO: MADERO CUBERO
La plataforma cordobesa Aire Limpio llevaba luchando por hacer firme esta caducidad desde el año 2012

La Junta de Andalucía ha declarado la caducidad de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la cementera Cosmos de Córdoba, que había solicitado la empresa en el año 2007 para la quema de residuos en sus instalaciones de la antigua fábrica del Asland. Según consta en el expediente, firmado el pasado 2 de diciembre por el delegado provincial de Medio Ambiente, Francisco Zurera, la Junta ha rechazado todas las alegaciones que hasta el último día ha presentado la empresa con el objetivo de que se pudiese prorrogar la autorización.

La plataforma cordobesa por un Aire Limpio lleva desde junio de 2012 reclamando la declaración de caducidad. Desde esa fecha este colectivo ha efectuado múltiples gestiones ante la Consejería insistiendo en la solicitud de declaración de caducidad. La plataforma subraya que se ha tardado 15 meses en conseguir que la Consejería adoptase esta medida y que en ese periodo ha entregado en la Junta argumentos “aplastantes” en favor de la caducidad.

La declaración de caducidad es consecuencia de la aplicación de la legislación vigente a este tipo de autorizaciones, pues reglamentariamente la empresa debería haber iniciado las obras relativas a la adaptación de la fábrica a la actividad de incineración en el plazo de cinco años, y como quiera que la autorización se concedió en marzo del año 2007, las obras en cuestión deberían haber comenzado en el mismo mes del año 2012 como muy tarde, condición que la cementera no ha cumplido y que es la que da lugar a la declaración de caducidad.

En el supuesto de que la cementera continuara empeñada en quemar en sus hornos residuos potencialmente peligrosos como tenía autorizado, tendría que empezar un nuevo expediente de solicitud, “expediente en el que la plataforma se personaría con toda la batería de argumentos utilizados en esta ocasión”, según han denunciado fuentes del colectivo.

El siguiente paso es que la Gerencia Municipal de Urbanismo declare la parcela en la que se encuentra la fábrica fuera de ordenación para el ejercicio de la actividad de “valorización”, eufemismo con el que se pretende ocultar la incineración, y la plataforma está solicitando reiteradamente a la Gerencia Municipal de Urbanismo que redacte un informe aclarando este último aspecto, que alejaría definitivamente el peligro de la incineración.

Etiquetas
stats