La Junta aprueba los Planes Turísticos de Grandes Ciudades

Dossier del Plan Turístico de Córdoba, que debía haber estado acabado en 2016 | MADERO CUBERO
La iniciativa de la que se beneficia Córdoba movilizará unas inversiones públicas de al menos 40 millones de euros hasta 2020 en toda Andalucía

Tras años de espera, el Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto que regula los Planes Turísticos de Grandes Ciudades de Andalucía y los convenios de colaboración mediante los que se articulan. La norma diseña la implantación de estos instrumentos de apoyo que buscan mejorar la competitividad del destino urbano, cuyo desarrollo movilizará entre 2017 y 2020 una inversión pública total de al menos 40 millones de euros (20 de la Junta y 20 de las entidades locales).

En Córdoba, el Ayuntamiento quiere poner en marcha un intenso cronograma de obras que ya se ha iniciado con la peatonalización del entorno de Capitulares y la puesta en valor del Templo Romano, previstas en este plan. Le seguirán otras obras como la reforma del convento de Regina o la de la Torre de la Inquisición en el Alcázar de los Reyes Cristianos, entre otras.

Además de Córdoba, a estos planes podrán acogerse los doce municipios andaluces que cumplen con el criterio poblacional de tener más de 100.000 habitantes: las otros siete capitales de provincia junto a Dos Hermanas (Sevilla), Marbella (Málaga) y Algeciras y Jerez de la Frontera (Cádiz). Sus medidas se dirigirán especialmente a favorecer la desestacionalización turística, diversificar la oferta y fomentar el empleo estable y de calidad.

El decreto, que desarrolla la Ley de Turismo y se enmarca en el Plan General de Turismo Sostenible de Andalucía Horizonte 2020, establece que el procedimiento para la aprobación de un plan se iniciará a instancia del municipio interesado, que no podrá tener, en el momento de la solicitud, ningún programa similar concertado con la Junta, vigente o en proceso de liquidación. Las propuestas de los ayuntamientos deberán incluir, además, del certificado del padrón municipal, una memoria justificativa con el diagnóstico del sector local, la descripción de las actuaciones previstas, la estimación presupuestaria y el compromiso de colaborar con al menos un 50% de la inversión estimada.

Los planes se articularán a través de convenios de colaboración entre la Administración autonómica y las entidades locales, con una vigencia no superior a cuatro años y posibilidad de prórroga por otros cuatro. En ellos se definirán las actuaciones, los compromisos económicos por anualidades y los mecanismos de seguimiento y evaluación.

De acuerdo con la nueva regulación, al menos un 70% del presupuesto deberá dirigirse a los objetivos del incremento de la calidad, la mejora de los recursos existentes, la creación de nuevos productos, la sensibilización sobre esta actividad y el fortalecimiento de la competitividad del sector local.

El desarrollo de los Planes Turísticos de Grandes Ciudades permitirá reforzar la competitividad y la calidad de la oferta turística en un segmento, el urbano, que presenta una creciente demanda por el atractivo de las grandes ciudades en recursos culturales (museos, monumentos o gastronomía) y en otras actividades como las compras o el ocio nocturno. Esta tipología, que según la consultora alemana IPK representa ya el 22% de los viajes extranjeros en todo el mundo, tiene un carácter menos estacional y un gran potencial de crecimiento por los cambios en las motivaciones de los turistas y la tendencia a la fragmentación de los periodos vacacionales, entre otros factores.

La norma aprobada ha contado en su elaboración con un amplio consenso en la Mesa del Turismo y en el Consejo Andaluz del Turismo y ha recibido aportaciones de una docena de entidades como la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, la Confederación de Empresarios de Andalucía, los sindicatos UGT y CCOO, las Cámaras de Comercio y las organizaciones vecinales y de consumidores y usuarios.

Etiquetas
stats