A juicio por robar en cinco coches y llevarse un sable militar

.
El Ministerio Fiscal reclama una pena de dos años y medio. La Policía sorprendió al acusado en uno de los turismos y recuperó la mayor parte de los objetos sustraidos

El juzgado de lo Penal, número 4, celebrará en las próximas semanas vista oral contra un hombre, A. D. T., al que se acusa de un delito continuado de robo con fuerza por el que reclama una pena de prisión de dos años y medio. Los hechos ocurrieron el pasado 9 de diciembre de 2012 cuando esta persona fue sorprendida en el interior de un coche al que había fracturado la ventanillas para apoderarse de los objetos que había en su interior.

Este vehículo no fue en el único que el acusado robó. El escrito de calificación del Ministerio Público le considera responsable de los robos y daños en otros cuatro turismos que se encontraban estacionados en la calle El Pocito, en el barrio de La Fuensanta de la capital cordobesa. En uno de esos turismos, un Alfa Romeo, A. D. T. se apoderó de un sable de suboficial del Ejército de Tierra. En otro, de varios esprais de colores y un rosario, que no ha sido recuperado. La lista de objetos sustraidos la forman una caja de galletas, un kit de manicura, un chaleco reflectante o un dispositivo detector de radares.

Junto a la pena de cárcel, el fiscal reclama que el acusado indemnice a los propietarios de varios de los vehículos por los daños ocasionados, así como que pague por los objetos sustraidos que no han podido ser recuperados, entre otros, el referido rosario.

Etiquetas
stats