El juez denuncia que la Junta tomó la decisión sobre la celosía sin tener todos los informes

Rafael de la Hoz, ante la celosía que fue retirada por el Cabildo | MADERO CUBERO

“Debiere resultar más lógico haber contado con todos los [informes] incorporados antes de decidir en instancia administrativa y antes del recurso de alzada”. El juez titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número cuatro de Córdoba, que ha anulado en una sentencia la autorización de la Junta para la retirada de la celosía en el muro norte de la Mezquita Catedral, ha denunciado también en un extenso escrito que el gobierno andaluz tomó la decisión sin tener sobre la mesa todos los informes necesarios.

Al menos, eso es lo que trasciende del punto diez de la sentencia, donde el juez hace un relato de cómo han ido llegando a su mesa, durante la instrucción, los diferentes informes de distintas autoridades sobre cómo proceder para retirar la celosía en la Mezquita, solicitada por el Cabildo, para facilitar el traslado de la carrera oficial de la Semana Santa al interior del monumento.

Así, el juez detalla que los informes “se han incorporado a impulsos de la evolución del procedimiento”. “Aunque la administración resuelve inicialmente a la vista del exclusivo preceptivo de la comisión provincial [de Patrimonio] toma en consideración posteriormente el [informe] de Icomos Unesco”, detalla el juez. El magistrado añade que “la instrucción acordó con anterioridad que informara además la comisión andaluza de bienes inmuebles pero se denegó dicho informe desde instancia superior”. Este martes, en una entrevista en el programa Hoy por Hoy Córdoba de la Cadena Ser, Rafael de la Hoz ha asegurado que “la Comisión Andaluza de Patrimonio, que es el órgano consultivo máximo de la Junta, dictaminó a mi favor. Pero no se tuvo en cuenta ese dictamen”.

En su escrito, el juez también detalla que fue precisamente Rafael de la Hoz el que le envió el informe de Icomos España a su recurso de alzada. Este informe era totalmente contrario al de Icomos Internacional, que fue el que finalmente atendió la Junta de Andalucía para justificar su decisión.

Y más allá del baile de informes, el juez llega a concluir que “ya he intentado razonar cómo la resolución recurrida, así como el informe de la Comisión Provincial [de Patrimonio] en el que se apoya no superan el enfrentamiento a los requisitos legales, así autonómicos como estatales, que una intervención de este tipo exige”. E insiste: “ya he pretendido razonar precedentemente que en ningún caso procede declarar judicialmente la ineficacia o nulidad de algún informe sin perjuicio de que, de ser necesario, fueren valorados para la inteligencia de la resolución judicial, como todos los informes con arreglo a reglas de sana crítica”.

Es más, el juez, con los dos documentos en la mano, concluye que “de su lectura no se comparte el razonamiento de la resolución de alzada [tomada por la Junta cuando rechazó las alegaciones de la familia de Rafael de la Hoz] en cuanto que estos informes de forma concreta y definitiva dan cobertura a la actuación”. Así, asegura que “en ninguno de los dos casos se altera el sentido del razonamiento precedente soslayando la adecuación o no a la normativa sobre protección de patrimonio que no solucionan”.

Rafael de la Hoz asegura que “a esto le queda mucho”

Mientras, en la entrevista en la Cadena SER, Rafael de la Hoz ha mostrado su “satisfacción”. “Llevamos muchos años con este asunto y acabada y agotada la vía administrativa, en esta otra instancia entienden que la ley es clara y que los bienes protegidos del patrimonio pueden ser restaurados pero no alterados”, sostiene. “La ley no admite obras de sustitución. Es así de claro”, agregó.

“Es una sentencia en primera instancia. No es firme y es recurrible ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en Sevilla. La Junta tendrá que decidir si la recurre o no. Para llegar a ese interesante punto final todavía queda mucho”, sostuvo De la Hoz.

Sin embargo, el arquitecto señaló que “esto va más allá de lo que suceda con la Mezquita y la celosía. Sentará jurisprudencia muy interesante que trasciende al monumento. Si se puede alterar o no una fachada para un nuevo uso. Es esto factible, ¿o no?”, se preguntó.

“Creo que todo el mundo, desde los responsables en la Junta, Cabildo y arquitectos, han obrado de buena fe. No tengo ninguna duda. Se hizo lo más conveniente”, ha sostenido. No obstante, ha destacado que la Junta pidió informes: “Hizo lo que debió hacer. Pero al final tienes que tomar una decisión. Supongo que consultarían a sus servicios jurídicos. Cuando tomas decisiones eres responsable de ellas”, dijo.

“La celosía debe de estar en un almacén del Cabildo. Pregunté por ello pero no me consta. Supongo que sí”, concluyó, en referencia a si finalmente el Cabildo tiene que restituir la celosía original en el muro Norte de la Mezquita Catedral.

Etiquetas
stats