Un joven pide ayuda al Gobierno para volver a Córdoba desde Colombia

Pedro Diéguez.

Pedro Diéguez se encuentra en el pueblo colombiano de Armenia desde el 27 de enero, donde él y su novia estaban asistiendo a un curso de formación sobre el café dado que la pareja se dedica a este sector en su lugar de residencia, Perú. Tras semanas intentado regresar a su casa, Diéguez pide ayuda al Gobierno de España para volver a su lugar de origen, Córdoba, dado que la crítica situación ha llevado a cerrar la empresa en la que trabaja.

Fue el pasado 15 de marzo cuando Perú y Colombia decretaron el cierre de fronteras, permitiendo volar tan sólo a los nacidos en Perú y no a los residentes. Esto hizo que la novia de Pedro sí pudiera regresar a Perú mientras que él ha tenido que permanecer en El Retiro, un pueblo cercano a Medellín, donde se aloja en la casa de unos amigos.

Cuenta que tanto la embajada española en Perú como el consulado apenas le facilitaron ayuda para poder tomar uno de los vuelos que salían desde Colombia hasta Perú ya que éste era su primer objetivo: regresar al lugar al que había llegado en 2018 como cooperante internacional de la mano de organizaciones a las que cedía sus reportajes fotográficos, aunque se dedicaba profesionalmente al análisis de datos. Sin embargo, el recrudecimiento de la situación sanitaria ha llevado al cierre de la empresa para la que trabaja, que se encontraba inmersa en un proceso de apertura hacia el mercado internacional. Sin trabajo y sin muchas esperanzas de encontrarlo a corto plazo, Pedro tomó la decisión de volver a Córdoba.

Para poder acceder a los vuelos internacionales, los usuarios deben inscribirse previamente. El cordobés rellenó la solicitud y recibió la confirmación de que "estaba en las listas" para poder tomar el vuelo del 2 de mayo. El jueves 23 de abril, la embajada de España en Perú llamó a Pedro para confirmar su pasaje pero no pudo responder en ese momento. "Perdí mi oportunidad de vuelo porque no me volvieron a llamar. Además, tampoco podría haber pagado el billete ya que lo único permitido era tarjeta de crédito y en ese momento no contaba con ella", explica.

El joven critica que la embajada "no especificó cuándo llamarían, ni el horario, ni el método de pago ni la documentación" que deberían llevar los pasajeros. "Todavía estoy esperando a ver si tengo la posibildiad de volver a España porque me he quedado sin trabajo y vivo de los ahorros que tengo, pero se van acabando". Según explica, son más de 300 españoles los que se encuentran viviendo su misma situación.

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación apuntan que "en unos días" completará las operaciones de retorno de españoles que se encontraban de viaje por el extranjero y que se vieron sorprendidos por las severas restricciones aplicadas por la pandemia del Covid-19, al llegar al cerca de medio centenar de aviones fletados por España.

Etiquetas
stats