Jesús León recupera la relación del Córdoba con las instituciones

La alcaldesa, en el palco, junto a Esther Ruiz, Primo Jurado y Jesús León | ÁLEX GALLEGOS

Jesús León confesó en su cuenta de Twitter que lo primero que hizo el viernes tras firmar la escritura de compra de la Sociedad Anónima Deportiva del Córdoba Club de Fútbol fue llamar a la alcaldesa, Isabel Ambrosio. Después hizo lo mismo con el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Pedro García. Y más tarde, un torrente de llamadas y mensajes por contestar.

De la noche a la mañana, el Córdoba Club de Fútbol ha cambiado completamente. El perfil oficial en Twitter del club ha levantado el bloqueo a varios aficionados críticos con la gestión de la anterior directiva. Esa ha sido la primera medida de Jesús León, un montoreño dispuesto a recomponer las relaciones del Córdoba con la ciudad y la provincia. Y ha empezado por las instituciones.

Desde el verano de 2015, la ruptura entre el Córdoba Club de Fútbol era casi total. Hasta entonces, el ya exdueño del club deportivo, Carlos González, gozaba de una estrecha relación con el exalcalde y hoy secretario de estado de Seguridad, José Antonio Nieto. De la mano iniciaron un proyecto para construir junto al Hipercor la Ciudad Deportiva del Córdoba Club de Fútbol. Cuando el PP perdió la mayoría absoluta y el gobierno de la ciudad, la primera decisión del cogobierno del PSOE e IU fue precisamente la de anular el proyecto de una ciudad deportiva en una zona verde de la ciudad. Entonces, las relaciones institucionales saltaron por los aires. Carlos González acusó al Ayuntamiento de mala fe y nada volvió a ser lo mismo.

González ha seguido manteniendo buenas relaciones con Nieto y su antiguo equipo en el Ayuntamiento, pero muy malas con el cogobierno de PSOE e IU. Por eso, el tuit de Jesús León es clave. León, propietario de la constructora Grucal, es un hombre bien relacionado en la Junta de Andalucía. Conocida es también su amistad con Pedro García, presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo en Córdoba. Este sábado, el día de la reconciliación y la presentación oficial de León como presidente, la propia alcaldesa de la ciudad, Isabel Ambrosio, acudió a un palco que no ha pisado como regidora. Y eso que el estadio es de su titularidad. Suya y de todos los cordobeses.

Jesús León sabe que tiene grandes temas pendientes con el Ayuntamiento. El más urgente es qué hacer con la Ciudad Deportiva Rafael Gómez. Sobre el Córdoba pesa una orden de desahucio promovida por Tremón. La solución tiene que ser consensuada con el presidente de la Gerencia, Pedro García. Aunque está previsto que León llegue a algún tipo de acuerdo transitorio con Tremón, que pasará por el pago de algún tipo de canon por el uso de las instalaciones deportivas construidas hace dos décadas por Rafael Gómez.

A futuro, el reto más importante es el del Estadio Municipal del Arcángel. El Córdoba sigue allí en precario. Ni el PP, en los momentos en que mejor se llevaba con González (con quien también mantuvo desencuentros), logró que la Sociedad Anónima Deportiva firmase un convenio para regular su uso. El club lo usa sin pagar canon y hasta ha ejecutado obras sin permiso.

De momento, el tono ha cambiado.

Etiquetas
stats