El jesuita Esteban Velázquez reclama un Plan Marshall para África

.
La universidad privada andaluza Loyola colaborará con un centro de formación profesional para inmigrantes en la frontera de Nador-Melilla

El jesuita Esteban Velázquez ha ofrecido en la Universidad Loyola Andalucía la conferencia titulada Un grito desde África: Experiencias en la frontera, durante la cual ha asegurado que “hace falta un Plan Marshall para África, con mentalidad de emergencia”.

Según ha informado Loyola Andalucía, en opinión de Velázquez, que es el delegado de la Pastoral de Migraciones en Nador (Marruecos) y una de las voces más autorizadas para hablar de la situación que viven los inmigrantes africanos en su intento de pasar la frontera española de Melilla, lo que pasa en África “es consecuencia de un desequilibrio absoluto en el desarrollo mundial”, dando lugar a una situación de “desgobierno mundial en la que los países africanos se han llevado la peor parte”.

En este sentido, el jesuita ha subrayado que “el grito” que se lanza desde el continente africano no demanda “limosna”, lo que reclama es “justicia, en cuanto a las relaciones comerciales y económicas que están detrás de este fenómeno migratorio”.

En la conferencia, Esteban Velazquez ha hablado de las “durísimas condiciones” en las que viven cientos de personas en el Gurugú y otros montes alrededor de Nador, pero también ha reflexionado sobre lo que considera una “violación de derechos constante”, que se hace, “tanto por parte del Estado español como del marroquí”, pues, “nadie discute el derecho a la protección de las fronteras, pero no debería ser a cualquier coste”.

Además de la charla, el jesuita ha aprovechado su presencia en la Universidad Loyola Andalucía para trabajar con miembros de la Fundación ETEA en el proyecto Baraka, una experiencia piloto “que podría ser parte de la solución que necesita África”. Baraka es un centro de formación profesional en Nador que tiene el objetivo de crear puestos de trabajo en una zona con potencial turístico, para el que contará con el apoyo de Loyola Andalucía, tanto económico, como en programas de voluntariado.

Según Esteban Velázquez, el proposito es “generar experiencias de campo a los estudiantes, porque nada cambia tanto una percepción como ver sobre el terreno la situación tan injusta que vive una gran parte de la población mundial”.

Etiquetas
stats