El Ingema aparca el Centro Ambiental tras un escrito de Baquerín

Baquerín, a la derecha, durante el Pleno del pasado mes de octubre | MADERO CUBERO
El concejal de UCOR advierte a los consejeros que si aprueban un punto propuesto por la dirección podrían estar cometiendo una ilegalidad y se decide solicitar un informe al secretario del Ayuntamiento antes de tomar ninguna decisión

El consejo de administración del Ingema, el organismo responsable del Jardín Botánico, ha decidido aparcar el proceso administrativo sobre la gestión del Centro de Educación Ambiental, construido hace cuatro años y sin uso desde entonces, después de la llegada de un informe del concejal de UCOR Carlos Baquerín sobre el proceso que se ha seguido para ceder el inmueble. Baquerín, que no es consejero del Ingema, advertía a los consejeros de que podían estar cometiendo una ilegalidad si aprobaban el punto propuesto por la dirección del Ingema.

La empresa que firmó el contrato de adjudicación, la Fundación Maecenas, había enviado un escrito al Ingema anunciando que renunciaban a seguir adelante con el contrato. No obstante, el Ingema tenía previsto rechazar su renuncia y exigir a la fundación que siguiera adelante con el proceso.

Al consejo del Ingema llegó el escrito de Baquerín. El concejal aseguraba que no se podía votar “ninguna clase de acuerdo que diera por sentado y probado o debidamente informado que la Fundación Maecenas Educación y Cultura tiene la condición legal de adjudicatario de la cesión del Centro de Educación Ambiental, ni tampoco la capacidad legal ni el derecho de subrogarse en la posición del verdadero adjudicatario”.

De hecho, el problema surgió cuando poco después de la firma del contrato, tanto el portavoz del grupo municipal de IU, Francisco Tejada, como el concejal de UCOR Carlos Baquerín, denunciaron que aunque el contrato se firmó con la Fundación Maecenas, la adjudicación del Ingema se realizó a la asociación Maecenas. La firma aún no se había constituido en fundación.

En su escrito de ayer, Baquerín avisaba de que someter este asunto a votación “en términos no bien fundamentados o rigurosamente informados por funcionario competente, o engañosos, borrosos o malintencionados, se podría estar sometiendo conscientemente a los consejeros del Imgema a la votación de un punto del orden del día no ajustado a derecho, a la emisión antijurídica de voto, sea cual sea el sentido del mismo y a la adopción de un acuerdo, que en el mejor de los casos, sería nulo de pleno derecho”.

Esta instalación municipal, que lleva casi cuatro años cerrada, cuenta con un albergue con capacidad para 70 personas y dispone de servicios de comedor, salón de actos y audiovisuales, así como edificios accesorios preparados expresamente para la realización de talleres y espacios comunes para usos múltiples, entre los que se encuentra el huerto urbano.

Etiquetas
stats