El incendio provoca una fuerte dilatación en el Puente del Arenal

.
El tablero de la pasarela se ha movido más de lo previsto (entre diez y 15 centímetros) y provoca que se levante el pavimento de una de las aceras

El Ayuntamiento de Córdoba ha reconocido que el Puente del Arenal sufre “daños importantes” en su estructura después del incendio que el pasado 7 de agosto afectó a su pilar central. Según ha podido comprobar este periódico y ha contrastado con dos técnicos que han visitado la zona, el fuego ha provocado una fuerte dilatación en el Puente del Arenal que ha causado el desplazamiento de entre diez y 15 centímetros del tablero de la pasarela. Este desplazamiento, superior al previsto en unos 4-5 centímetros por las juntas de dilatación del Puente del Arenal, ha provocado que se levante el pavimento de una de las aceras cercana al recinto del Arenal, en la que la Policía Local ha instalado una pequeña valla para que los peatones no tropiecen.

El Puente del Arenal, que acaba de cumplir 20 años desde que fue construido, consta de dos grandes juntas de dilatación que, además, sirven para calibrar el movimiento natural de un tablero acostumbrado a soportar un tráfico muy intenso. Además, a la dilatación provocada por el fuego del pasado 7 de agosto se ha sumado la prevista y natural de las altas temperaturas de este mes de agosto. Eso ha provocado que se haya abierto la junta de dilatación en el tramo que linda con la portada de la Feria más de lo previsto y que sea tan visible como que en el hueco abierto en la baranda quepan cuatro dedos.

Fuentes municipales consultadas por este periódico confirman que los “daños importantes” reconocidos por el Ayuntamiento se sitúan precisamente en la junta de dilatación y en el pilar central que se incendió, donde se quemaron las gomas que apoyan la pasarela del puente con el pilar. Por eso, el Ayuntamiento ha decidido enviar muestras del material del Puente del Arenal al laboratorio para analizar su capacidad de resistencia ante las altas temperaturas que ha sufrido. Así se determinará si los daños detectados en la estructura van a ir a más o no.

Por otra parte, las mismas fuentes han coincidido con los técnicos consultados en asegurar que gran parte de los daños se han agravado también por la falta de mantenimiento del puente, que ha cumplido 20 años sin que nadie en el Ayuntamiento de Córdoba recuerde cuándo fue la última vez que fue revisado.

Mientras se obtiene un resultado del laboratorio, el puente permanecerá cerrado por seguridad. Los técnicos insisten en que de momento y a la espera de ver cómo evoluciona la estructura es una temeridad abrir la pasarela al tráfico. Los expertos, ingenieros, aseguran que habrá que estar muy atentos a ver durante los próximos días si la dilatación y el movimiento de la pasarela va a más, y sobre todo a detectar cómo corregir esta situación.

De momento, todo está en manos de los técnicos, que son los que condicionarán las decisiones políticas. El Ayuntamiento no optará por una reapertura del tráfico, aunque sea de manera parcial y en los dos carriles de la zona Sur del puente (la menos afectada por el fuego) hasta que no esté plenamente garantizada la seguridad. Sobre plazos, los técnicos no se ponen de acuerdo. Unos hablan de semanas y otros de que pueden ser meses, pero en lo que los técnicos coinciden es que los daños son mayores a los previstos inicialmente.

Por otra parte, el Ayuntamiento está estudiando someter a una revisión integral todos los puentes de titularidad municipal (salvo el Puente Romano) para evitar futuros problemas como el actual, que no sólo se achaca al incendio sino también a la falta de mantenimiento (es visible que al puente le faltan varios contrachapados de distintos puntos de la estructura que han sido robados por desconocidos). Así, se revisarán los puentes de Miraflores y de San Rafael, y se instará al Ministerio de Fomento y a la Junta a que hagan lo mismo con la pasarela de la Autovía, el de Ibn Firnás y el de Andalucía.

Etiquetas
stats