El incendio de la planta de reciclaje enfila su tercer día quemando plásticos y cartón

Incendio de la planta de reciclaje de Guadalcázar.

El fuego declarado este domingo en la planta de reciclaje que se localiza en la carretera que une Córdoba con Guadalcázar sigue activo en esta mañana del martes y enfila así su tercer día quemando plásticos y cartón. Allí, un retén del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) de Córdoba ha vuelto a permanecer durante toda la noche trabajando para controlar las llamas, que se han cebado con todo el material que que se almacenaba para reciclar en estas instalaciones.

Un equipo de cuatro bomberos ha realizado durante la noche labores de extinción y la previsión del SEIS es seguir durante este martes con las tareas con otros vehículos y cargas de agua, aunque hasta el momento no pueden concretar cuánto tiempo tardarán en apagar el fuego: "La previsión puede ser larga", según confirman fuentes de bomberos a este medio.

De momento, el viento no ha experimentado ningún cambio en estas horas que haya afectado negativamente al trabajo de los bomberos ni haya desplazado considerablemente hasta núcleos urbanos el humo que desde el domingo emana del fuego, que afecta a plásticos y cartón almacenados en la planta de reciclaje. Las autoridades, tanto la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento, han descartado que se haya producido riesgo para la salud y que la calidad del aire no cumpla los parámetros adecuados.

Cabe recordar que el fuego se declaró sobre el mediodía de este domingo y el servicio de emergencias del 112 Andalucía recibió sobre las 13:45 horas las primeras llamadas que alertaban de una inmensa columna de humo negro. Según el 112, se recibieron un total de 70 llamadas en el centro de control y hasta el lugar de los hechos acudieron de urgencia bomberos y también Guardia Civil y Policía Nacional y Local. Las instalaciones afectadas se localizan en el kilómetro nueve de la carretera A-3051, en una planta de reciclaje que es propiedad del Grupo Barea.

Los bomberos desplazaron hasta allí tres vehículos nodriza, cada uno con 8.000 litros, que a través de un monitor aplicaron 1.000 litros por minuto a las llamas que han causado una espectacular columna de humo visible desde la capital y varios municipios de la provincia. La prioridad de los efectivos del SEIS ha sido evitar que las llamas se propagasen a una balsa de plásticos de la planta de reciclaje.

Etiquetas
Publicado el
10 de octubre de 2017 - 09:54 h
stats