¿Imagina a su hijo yendo sólo al colegio?

FOTO: MADERO CUBERO
El colectivo A Pata presenta a los centros educativos de la ciudad la elaboración de itinerarios escolares seguros

"No hay mejor indicador de la calidad de un espacio público que el ver a grupos de niños jugando o paseando de forma autónoma". Ésta es la carta de presentación del proyecto de corredores escolares seguros que esta mañana ha presentado el colectivo peatonal A Pata y que ya ha despertado el interés de distintos colegios de la ciudad. ¿Imagina a su hijo yendo sólo al colegio? Pues ese es el objetivo del proyecto, que los niños sean autónomos y recuperen el espacio público, según explicó el portavoz de A Pata, Pedro Pérez.

El proyecto, que ya está colgado en la red, implica a toda la comunidad escolar. A través de experiencias previas en toda Europa (también existen en Córdoba, sobre todo en el acceso de los colegiales al centro de la ciudad) y sobre todo con el apoyo de padres y profesores, el objetivo es hacer, en primer lugar, un diagnóstico sobre la situación de cada centro. Se persigue saber cómo llegan los niños al colegio, andando, en coche, en bicicleta, y, sobre todo, buscar la manera más sostenible y autónoma de conseguir que lleguen.

Este proyecto de diagnóstico es más ambicioso, ya que se pretende usar la tecnología de CityAnalytics para poder evaluar, exactamente, cómo es la circulación en el entorno de los colegios cordobeses.

El objetivo final es que cada centro educativo que lo desee pueda disponer de un plan concreto, que los padres consideren que existen otras alternativas quizás más seguras incluso que el coche para que sus hijos acudan al colegio y que además pueden ayudar a que los niños sean un poco más autónomos.

De momento, en la ciudad ya existe una encuesta completa sobre movilidad infantil que en su día realizó el colegio Tirso de Molina, de la barriada del Figueroa. En este estudio, la mayoría de los niños, casi un 75%, reconoció que acudía al colegio acompañado por un adulto. Sin embargo, sólo un 36% querían seguir yendo al colegio de la mano de una persona mayor. Además, la encuesta también reflejó que la inmensa mayoría de alumnos prefería llegar a su centro educativo en bicicleta. Ése es el objetivo de los caminos escolares seguros, que con la presencia de voluntarios de las asociaciones de padres y madres, de profesores y activistas de la peatonalización se pueda conseguir la creación de itinerarios en los que los padres ya no tengan que temer por la seguridad de sus hijos.

Etiquetas
stats