Hurtado pide al Papa que reprenda al obispo

Antonio Hurtado, en la sede del PSOE.
El diputado socialista por Córdoba manda una carta al Vaticano con membrete del Congreso de los Diputados quejándose de las declaraciones de Demetrio Fernández sobre las políticas de género y en relación al colectivo LGTB

Antonio Hurtado, parlamentario del PSOE por Córdoba en el Congreso de los Diputados, ha enviado una carta al Papa Francisco -con membrete de la Cámara Baja española- reclamándole “su oportuna y justa actuación para evitar el malestar que propinan, a muchas personas y a parte de la sociedad cordobesa, las frecuentes declaraciones del obispo” de Córdoba, Demetrio Fernández.

En la carta, el político del PSOE recuerda que el obispo de Córdoba calificó en una carta episcopal como “aquelarre químico de laboratorio” a la fecundación artificial “sin tener en consideración a las muchas parejas que no tienen más remedio que acudir a la fecundación artificial para ser padres”, recuerda Hurtado en su petición. El obispo de Córdoba también manifestó que la UNESCO tenía un plan para “hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual”, “como si la sexualidad de las personas fuese una elección u obedeciera a un plan dirigido”, expresó Fernández. Al tiempo, Hurtado considera que el responsable de la Iglesia en Córdoba, con sus declaraciones, está fomentando “la homofobia e incita a los delitos de odio”.

Hurtado dice no entender el “ánimo de provocación incesante” del obispo hacia el colectivo LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) y reclama al Papa que actúe. El parlamentario considera que muchas de sus declaraciones “faltan al honor y al respeto de muchas personas”. Además, opinaa que las palabras del obispo de Córdoba no siguen la línea de diálogo abierta por el propio Papa,. Al mismo, le recuerda que dijo que la Iglesia “no solo tiene que pedir disculpas, sino también perdón a aquellas personas homosexuales que se hayan sentido marginadas porque el catecismo de la Iglesia Católica pide que los homosexuales no sean discriminados, deben ser respetados y acompañados pastoralmente”.

“Como diputado socialista, ciudadano y homosexual, he hecho un llamamiento al obispo de Córdoba para que acabe con sus provocaciones y prevalezca el respeto, para que la Iglesia tome medidas correctivas y para que la Fiscalía actúe por si hay que considerar algunas de sus declaraciones como delitos de incitación al odio”, termina Hurtado antes de añadir: “No soy ni pertenezco a ningún Lobby, sí soy un demócrata convencido, de ideología socialista que defiendo la ley y creo en la igualdad, en el respeto y en la libertad de todas las personas”.

Etiquetas
stats