Los huesos del caso Bretón seguirán custodiados hasta el juicio

FOTO: MADERO CUBERO
El juez rechaza la petición de Ruth Ortiz que pedía enterrar los restos de sus hijos

Las pruebas clave en el caso del presunto asesinato de los hermanos Ruth y José -los huesos hallados en la finca de Las Quemadillas, donde se sospecha que su padre les mató e incineró sus cuerpos- no van a ser enterrados. Ni la rueda de prensa protagonizada la semana pasada por la madre de los pequeños, Ruth Ortiz, ni las reiteradas peticiones en medios de comunicación de su entorno, pidiendo que el juez que entregue los restos han servido para nada. Como ya había dejado caer la Fiscalía, hasta que el juicio no se celebre y se obtenga un veredicto, esas pruebas seguirán siendo custodiadas legalmente. Así lo ha confirmado un auto remitido a las partes por el juez instructor, José Luis Rodríguez Lainz, y que se ha conocido hoy.

La madre de los niños quería enterrar los restos de sus hijos para cerrar ese capítulo concreto de un caso que se ha convertido en uno de los más mediáticos de la historia de Córdoba. Los dos centenares de huesos se encuentran en muy mal estado ya que el calor al que fueron sometidos en la hoguera que presuntamente prendió Bretón con características de horno crematorio, superaron los 800 grados centígrados. Los restos han sido sometidos a numerosas pruebas que, en ocasiones, los han deteriorado todavía más.

El juez ordenó que su custodia final, hasta la celebración del juicio se realizase en la Audiencia de Córdoba. La defensa de Bretón sospecha que la cadena de custodia de los huesos -la perfecta localización de cada uno de los restos en cada momento de la investigación ha podido romperse, lo cual abriría un resquicio en la complicada tarea que le espera al letrado de Bretón, José María Sánchez de Puerta. Pero la Policía y los forenses descartan esta hipótesis.

Etiquetas
stats