Hostecor y las denominaciones de origen crean el Consorcio de la Gastronomía Cordobesa

Firma del acuerdo para constituir el Consorcio de la Gastronomía Cordobesa.

La Asociación Cordobesa de Hostelería y Turismo, Hostecor, los consejos reguladores de las denominaciones de origen (DO) de Aceite de Oliva Virgen Extra de Baena, de Lucena y de Priego de Córdoba, la DO de Vinos y Vinagres de Montilla-Moriles, y la DO de Los Pedroches de paletas y jamones 100 por 100 ibéricos han acordado constituir el Consorcio de la Gastronomía Cordobesa (CGC), el mayor organismo creado hasta el momento en la provincia para defender el valor patrimonial de la cultura de la restauración y la producción alimentaria.

Según ha informado Hostecor, el nuevo consorcio, cuya alianza ha sido rubricada en la sede de la patronal hostelera, pretende acoger a todas las asociaciones que forman parte del ámbito gastronómico, tales como cofradías, agrupaciones y entidades profesionales de la provincia de Córdoba y empresas vinculadas al sector, como las recogidas en las citadas denominaciones y en el ámbito hostelero, hecho que constituye el primer paso para fijar una alianza entre productos de calidad diferenciada y la actividad hostelera.

El CGC va a integrar a más de 20.500 agricultores cordobeses, 536 ganaderías, 15 industrias de elaboración de jamones y paletas ibéricas, 35 plantas de envasado de aceite de calidad, 39 almazaras, 50 empresas del sector vitivinícola que engloban a 1.800 viticultores que producen en 4.770 hectáreas de viñedo, y a más de 4.500 hosteleros que dan trabajo a 14.637 personas, ascendiendo la empleabilidad de todos los sectores a 43.114 personas, con un volumen total de facturación superior a los 84 millones de euros anuales, la mayor fuerza productiva de la provincia.

Entre los objetivos prioritarios que se ha fijado el CGC, que entiende que la gastronomía es una fortaleza turística de primer orden, está la creación del Centro de Interpretación de la Gastronomía (CIG), con sede en la capital cordobesa; la puesta en marcha a un Observatorio Gastronómico Cordobés, la creación de un sello de Calidad homologado con certificación de producto de Córdoba, y trabajar para que la capital y la provincia se consoliden como lugares de destino gastrono-cultural.

Este consorcio pretende ser la casa común de todo el sector gastronómico y que sea entendido como un espacio aglutinador y generador de sinergias, que ejerza como elemento educativo, instrumento dinamizador socioeconómico y configure un producto turístico sostenible.

EL CIG también marca sus directrices para servir como elemento de prescripción en el territorio provincial cordobés, impulsando las zonas rurales y el conjunto de la provincia para que su industria agroalimentaria se pueda ver beneficiada, y servir como recurso móvil que irradie en la sociedad la apuesta por la etnicidad gastronómica y la concepción patrimonial de una actividad que está depositada en la cultura cordobesa, el paisaje y las tradiciones.

En la firma del acuerdo han estado presentes el presidente de Hostecor, Francisco de la Torre; la gerente del Consejo Regulador de Priego de Córdoba, Francisca García; el secretario general de la DO Los Pedroches, Juan Luis Ortíz; el secretario general de DO de Baena, José Manuel Bajo; el secretario general de la DO de Lucena, Antonio Pérez, y el presidente de la DO Montilla-Moriles, Javier Martín.

La Presidencia del Consorcio de la Gastronomía Cordobesa recae en la Dirección de Hostecor, en este caso en Francisco de la Torre); la Vicepresidencia en la DO Montilla-Moriles, en concreto en Javier Martín, y la Secretaría en la DO Baena, en Manuel Bajo.

Etiquetas
stats