Gómez: recurso judicial y luz verde para la Municipales

Rafael Gómez en el salón de Plenos del Ayuntamiento de Córdoba | MADERO CUBERO
Sus abogados presentaron a finales de febrero un recurso contra todo el procedimiento abreviado por el caso del presunto delito fiscal | El proceso, que se inició en 2009, vuelve al juzgado, que ahora tendrá que resolver lo que lleva la hipotética apertura de juicio oral más allá de las elecciones | La sentencia de Malaya, único obstáculo en el camino

Gómez tira de recurso judicial; un clásico en la estrategia del empresario y presidente de Unión Cordobesa y que en este caso, salvo sorpresa por la sentencia Malaya-cuya resolución por parte del Supremo está prevista para mayo-, le permitirá repetir como candidato en las elecciones municipales del próximo 24 de mayo. Hasta ahora, la única amenaza en el camino era la instrucción del caso por presunto delito fiscal, de 69,9 millones de euros, que desde el año 2009 se viene instruyendo en el juzgado de Instrucción número 3 de la capital y que concluyó a finales del pasado año dejando todo listo para la apertura del juicio oral.

El hecho de que el señalamiento este juicio oral, o al menos el anuncio de la petición de cárcel por parte del Ministerio Fiscal, se hiciera público en las semanas previas a las municipales era una posibilidad que preocupaba enormente al empresario y político cordobés. Sin embargo, sus abogados se han encargado de neutralizar esta opción. Según comfirmaron fuentes judiciales a este medio, a finales del pasado mes de febrero el empresario presentó un recurso en el juzgado contra todo el procedimiento abreviado, el paso previo al juicio oral, lo que le asegura, una vez más paralizar un proceso por el que están imputados él y varios miembros de su familia, en su condición de administradores de sus empresas.

¿Cuál es la situación ahora? Una vez que el procedimiento abreviado se ha recurrido todo el caso vuelve al juzgado de Instrucción, número 3, que ahora debe comunicárselo a todas las partes implicadas en este proceso y abrir los respectivos turnos y plazos de contestación a las alegaciones que plantean los abogados de Gómez. El caso se lleva instruyendo más de cinco años, lo que da idea del volumen del procedimiento, por lo que, ahora mismo hablamos de un escenario de “varias semanas” para que se cumplan los trámites y, finalmente, se resuelva el recurso. Una vez que esto suceda se reactivará el proceso-si es que se desestima el recurso- y se procederá a la apertura de juicio oral con las consiguientes calificaciones por parte del Ministerio Fiscal y las partes implicadas, entre ellas el Estado, ya que la deuda es por no pagar impuestos (IRPF y Sociedades) desde los años 2003 a 2006.

A esto hay que unirle que, en el hipotético caso de que todo se resolviese en un tiempo récord coincidiría, muy probablemente, con la época preelectoral para las Municipales y, en este sentido, la postura de la Fiscalía de Córdoba ha sido siempre la de no interferir en la campaña electoral por lo que sería más que improbable que se conociese la calificación penal antes de que se celebrasen los comicios. Más allá de estas posibilidades, la realidad es que el asunto sigue en el mismo sitio que en 2009, esto es, el juzgado de Instrucción, número 3.

¿Hay alguna posibilidad de que esto no ocurra? Sí, aunque también es improbable. Se trata de la resolución por parte del Tribunal Supremo del recurso interpuesto por la Fiscalía contra la sentencia del caso Malaya. En este asunto, el Ministerio Fiscal, reclama que se le imponga al empresario la pena de 18 meses y un día de cárcel y una indemnización de 1,2 millones por un delito de cohecho activo por el que en su día fue condenado a seis meses de cárcel y 150.000 euros de multa. El asunto, una vez más, es muy complejo ya que la causa incluye todo el caso Malaya y son miles de folios de recursos. En un primer momento el recurso iba a resolverse el pasado mes de enero, pero se ha retrasado hasta mayo. Una vez más, el tiempo juega a favor de Gómez y sus intereses electorales.

Etiquetas
stats