“Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden”

Imagen de la última manifestación por las pensiones en Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Mantienen firme el pulso, quizá porque consideran que "la única lucha que se pierde es la que se abandona". Es la idea de los jubilados, que tienen clara su intención de continuar con las protestas por la revalorización de sus pensiones, pese al reciente cambio de Gobierno. Defienden que la entrada del PSOE en Moncloa no es motivo para modificar esta postura, ni siquiera aún con la primera reunión celebrada del Pacto de Toledo. Más allá de quién sea el presidente, en apenas unos días retoman el pulso a sus actos reivindicativos y regresan a la calle para pelear por el sistema público de pensiones.

"Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden", es el lema utilizado por la Plataforma Ciudadana en Defensa de las Pensiones de Córdoba para su nueva manifestación, que tendrá lugar ante la sede de la Subdelegación del Gobierno en la ciudad el próximo 19 de junio. Darán continuidad así a la actividad llevada a cabo por los pensionistas desde hace meses. Su presencia en las calles arrancó el 22 de febrero, si bien fue en marzo -el día 17- cuando gozó de mayor repercusión: entonces más de 8.000 personas participaron a pesar de una lluvia persistente y por momentos intensa.

El colectivo, que trabaja de la mano de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, sigue adelante con sus reivindicaciones. Éstas pasan por el rechazo al 0,25% de subida que realizó el anterior Gobierno, pero también por la petición de una pensión mínima de 1.080 euros mensuales, como señala la Carta Europea. También reclaman "la eliminación del copago a pensionistas, la derogación de la Reforma de 2013, la revalorización de las pensiones de acuerdo con el IPC y la eliminación del factor de sostenibilidad", según señala José Villamor, portavoz de la Plataforma Ciudadana en Defensa de las Pensiones de Córdoba.

Además, el colectivo quiere que la edad voluntaria de jubilación vuelva a ser de 65 años, que sean 20 los utilizados para el cálculo de la base reguladora y "articular mecanismos para eliminar la brecha de género en las pensiones, que ahora es de alrededor del 38%". Villamor indica, en este sentido, que desde la Coordinadora Estatal se ha elevado una petición de entrevista a las ministras de Trabajo y de Sanidad para explicarles estas propuestas.

Con todo, señala que "como esto es un proceso" esperan mientras tanto que ninguna pensión contributiva sea inferior al salario mínimo interprofesional actual, que es de 735,90 euros. En Córdoba, apunta Villamor "por desgracia el 60% de los pensionistas cobran por debajo de esa cantidad, sobre todo las mujeres". "De todas formas, aspiramos a que el salario mínimo interprofesional sea de 1.080 euros", añade el portavoz de la Plataforma. También desean, mientras se abre una línea de actuación, que ninguna pensión no contributiva sea inferior al IPREM y que el subsidio se vuelva a dar a los mayores de 50 años a los 52, "como antes de que el PP lo pusiese a los 55". La derogación de las últimas reformas laborales y una reforma fiscal en profundidad completan las peticiones de los pensionistas.

El Pacto de Toledo pretende recuperar el IPC como referencia

Así, de cara al 19 de junio, insisten los jubilados en que sus reivindicaciones "siguen intactas, porque los Presupuestos son antisociales y fomentan la desigualdad", según expresa la Plataforma en su hoja informativa de la convocatoria. "Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden", es el lema de la misma. Si bien el colectivo desea abrir un tiempo de entendimiento con el Ejecutivo central, cuya nueva formación "abre un horizonte de esperanza". "Es un nuevo camino que afrontamos con ilusión pero con cautela a su vez", concluye la Plataforma.

Un camino que quizá pueda comenzar en breve después de la reunión del Pacto de Toledo de este martes. Allí se fijó como necesario recuperar el IPC como referencia para revalorizar las pensiones, que es precisamente una de las reivindicaciones de los pensionistas españoles y cordobeses. El Gobierno, además, parece haber dejado la puerta abierta a una subida superior en los años que lo sean de crecimiento económico en base a unos determinados indicadores. Aunque por el momento el acuerdo no está cerrado definitivamente, ya que aún quedan por sellar detalles como la actualización aplicable a las pensiones en años de recesión.

Etiquetas
stats