La Gerencia reserva 250.000 euros para el mobiliario de la antigua Normal

Dos obreros en la fachada de la antigua Normal de Magisterio | ÁLEX GALLEGOS

La Gerencia Municipal de Urbanismo aprobará este miércoles una modificación de su presupuesto por importe de 250.000 euros. Con este dinero, el organismo autónomo pretende comprar el mobiliario de la antigua Normal de Magisterio, una vez que las obras están ya próximas a su finalización. En diciembre, los trabajos estaban al 81% de su ejecución. Urbanismo pretende que la reforma de las instalaciones esté acabada para esta primavera.

El mobiliario de la obra no estaba previsto en el proyecto inicial. Iba a ser financiado íntegramente por el plan Urban Sur, pero el retraso en los trabajos obligó a que el Ayuntamiento tuviera que financiar con fondos propios esta obra. En principio, la antigua Normal de Magisterio se va a convertir en el gran centro de la participación ciudadana de Córdoba.

Este verano, el teniente de alcalde de Urbanismo, Pedro García, visitó la obra. Su ritmo era muy lento, y el nivel de ejecución no pasaba del 50%. Entonces, el presidente de la Gerencia contaba con que en abril del año próximo el edificio pudiera estar acabado y en marcha. De momento, tan solo queda por certificar un millón de euros. Las fuentes insisten en que el buen ritmo del trabajo se debe al trabajo estrecho entre los técnicos de la Gerencia y los responsables de la constructora.

El edificio, de 6.000 metros cuadrados, contará con un salón de actos en el sótano, una biblioteca, una mediateca y espacio para actividades de investigación, desarrollo, además de otras orientadas a funciones sociales ligadas al mundo vecinal del Sector Sur. La obra tiene un presupuesto de 5,2 millones de euros, de los que 1,2 pertenecen al Plan Urban Sur. El 80% de esa partida Urban Sur corre a cargo de los fondos europeos. En total, al municipio, la obra le va a suponer 3,7 millones de las arcas municipales.

Los trabajos en la Normal de Magisterio deberían haber estado acabados en la primavera del año 2015, justo antes de las elecciones municipales. Sin embargo, hubo varios problemas con la constructora, que reclamó más dinero que el que había ofertado. El proceso acabó en los juzgados (donde aún sigue) y finalmente se alcanzó un acuerdo con la empresa para que reiniciara los trabajos, que acabarán con mucho retraso.

Etiquetas
Publicado el
24 de enero de 2017 - 06:16 h
stats