La Gerencia también entra en pérdidas y “en crisis de liquidez”

Reunión del consejo de administración de la Gerencia de Urbanismo FOTO: MADERO CUBERO
El organismo cierra el ejercicio 2012 con un déficit de 1,5 millones y un remanente negativo de más de tres millones de euros; Intervención insta a reducir más gastos pese al esfuerzo de este año

El obligado cierre de ejercicios presupuestarios de marzo está dejando tiritando las cuentas de los organismos autónomos y empresas municipales de Córdoba. Es el caso de la Gerencia Municipal de Urbanismo, que se enfrenta a una grave “crisis de liquidez”, según el informe del interventor de este organismo autónomo a la liquidación del presupuesto de 2012. El interventor enciende todas las alarmas e insta al Pleno o al consejo de administración a tomar medidas urgentes para volver a la senda de la estabilidad presupuestaria.

Según la liquidación presupuestaria de 2012, la Gerencia ha cerrado el ejercicio con un déficit de 1,52 millones de euros a pesar de haber hecho un enorme esfuerzo de recorte de gastos. De esta manera, lo ahorrado (1,72 millones de euros) es mucho más que lo que se ha dejado de ingresar (3,24 millones). Que los ingresos corrientes no hayan sido los previstos es lo que ha provocado que se descuadren las cuentas. Así, Urbanismo había previsto que en 2012 cobraría hasta 1,93 millones de euros por sanciones urbanísticas. La cifra real cobrada ha estado a años luz de lo previsto, ya que por este concepto sólo se han ingresado 11.600 euros. Además, y entre otros conceptos, se había previsto una transferencia corriente por parte del Ayuntamiento a la Gerencia de 1,05 millones de euros que no se ha producido. El informe del interventor asegura que éste ya advirtió de que “la estimación de ingresos estaba por encima de la realidad” cuando se elaboró el presupuesto de 2012.

Pero el informe va más allá y alerta de que la Gerencia Municipal de Urbanismo se enfrenta “a una importante crisis de liquidez” por el importante descenso del remanente líquido de tesorería. “Los recursos a corto plazo no alcanzan a cubrir las necesidades” corrientes, insiste el informe. Es decir, no hay dinero en caja suficiente para pagar a lo largo de este año. Este remanente líquido de tesorería ha descendido mucho más de lo previsto. En 2011 era de -1,18 millones de euros y pudo ser aliviado con transferencias de capital por parte del Ayuntamiento.

Sin embargo, y tal y como alerta el informe, la cosa podía ser más grave, ya que hay gastos pendientes de imputación presupuestaria y que tarde o temprano tendrán que aparecer en las cuentas. Estos gastos son aquellos derivados de las sentencias por las expropiaciones de suelo, principalmente. El interventor hace una estimación y calcula que si se incorporaran al presupuesto el remanente de tesorería podría ser de -8,5 millones de euros, una situación ya casi insostenible.

Por ello, el interventor propone tres medidas a adoptar. La primera y más urgente sería una “reducción del gasto” de la misma cantidad del déficit. Esta decisión, a su juicio, debería tomarse en el primer consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo que se celebre. La segunda medida apunta a la posibilidad de pedir un crédito para afrontar la crisis de liquidez en la medida de lo posible. Y la tercera es intentar cerrar el ejercicio de 2013 con un superávit idéntico o superior al déficit de 2012.

Etiquetas
stats