El futuro de Pérez Giménez vuelve a complicarse

.
El Juzgado de lo Mercantil tiene que resolver antes del 31 de agosto varios recursos, el más importante el presentado por la Seguridad Social | Global Aeronautic, la adjudicataria, teme que el proceso se dilate otros seis meses más

"Lo que más nos preocupa es el escenario que tenemos por delante". El responsable de Globalaeronautic, la empresa que se ha hecho con la adjudicación vía subasta de los Laboratorios Pérez Giménez, Antonio Gutiérrez, expresaba de esta manera cómo pintaba el futuro de la empresa de Almodóvar del Río. El escenario, desde luego, ha vuelto a complicarse después de que a finales del pasado mes de junio el Juzgado de lo Mercantil decidiera adjudicar a Global Aeronautic la unidad productiva de Pérez Giménez.

Los laboratorios se enfrentan a partir de ahora a un complejo proceso judicial que lejos de despejarse con la subasta se ha complicado aún más. Para empezar, la Tesorería General de la Seguridad Social interpuso un recurso contra la adjudicación de la subasta. La Seguridad Social se mostró disconforme con el proceso ya que reclama el pago del 100% de las deudas contraídas por los anteriores gestores. En la subasta, los acreedores de Pérez Giménez acordaron que finalmente iban a cobrar el 54% de lo que se le debía. El titular del Juzgado de lo Mercantil tiene de plazo hasta el 31 de agosto para resolver este recurso. En caso de que lo rechazara, probablemente la Seguridad Social llevaría el caso a la Audiencia Provincial y en ese caso "los seis meses de litigios no nos los quita nadie", dijo Antonio Gutiérrez.

Además, y de manera paralela, los adjudicatarios que quedaron en segundo y tercer lugar en la subasta están presentado nuevas ofertas en caso de que Global Aeronautic no pueda hacerse finalmente con la gestión, algo que tendría que dirimir también el juez. No obstante, la intención de este grupo empresarial, constituido por inversores americanos y españoles y propiedad del fondo de inversiones Quick Invesment, es seguir adelante. Gutiérrez asegura que su grupo tiene los 11 millones de euros previstos (un millón presentado como depósito y los otros diez para pagar por los laboratorios) y que incluso estarían dispuestos a afrontar el pago a la Seguridad Social, estimado en unos tres millones de euros más. Sin embargo, asegura que "estos fondos no pueden estar en la situación actual sin fecha límite".

Por eso, los inversores tienen previsto solicitar al juez un "arrendamiento temporal" de los laboratorios para poner en marcha la empresa y que Pérez Giménez vuelva a funcionar. Las prisas, además, vienen dadas porque a mediados de septiembre sabrán sin finalmente tienen que fabricar los pedidos de la subasta de medicamentos de la Junta de Andalucía.

Pero hay más: el empleo. Actualmente, de los 150 trabajadores de Pérez Giménez que llevan dos años sin cobrar sus nóminas hay 40 que están en una especie de limbo. La oferta de Global Aeronautic preveía contar con 40 empleados para comenzar a poner en marcha la fábrica y de manera progresiva ir volviendo a contratar al resto, una vez que la empresa vaya aproximándose a su máximo rendimiento. En principio, el Juzgado iba a aplicar un ERE extintivo sobre los contratos de los 110 trabajadores que se quedaban fuera y uno temporal sobre los otros 40. Finalmente, se le ha aplicado uno temporal a estas 110 personas que siguen vinculadas a la empresa, mientras que las otras 40 están en esa especie de limbo administrativo, sin haber cobrado todavía y sin saber si finalmente van a poder hacerlo.

Por otra parte, Global Aeronautic ha insistido en que su intención es poner en marcha toda la unidad productiva. "No estamos interesados en comprar las máquinas, sino toda la fábrica. No venimos aquí a especular", decía Gutiérrez. De hecho, aseguran que el negocio de esta firma es precisamente el de la distribución de medicamentos, y que su objetivo pasa por contar con una fábrica propia.

Etiquetas
stats