Final del culebrón jurídico de Bretón: Estrasburgo le dice no

Bretón, custodiado por dos policías camino de la cárcel | MADERO CUBERO
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos decide no admitir a trámite la demanda que interpuso su abogada y pone fin a cualquier posibilidad de recurso | Su condena a 40 años de cárcel es ya definitiva

Ya está, se acabó el culebrón jurídico de José Bretón, condenado a 40 años de cárcel por el asesinato de sus dos hijos, Ruth y José, en octubre del año 2011. Bretón había recurrido a todas las instancias posibles intentando convencer a los jueces de que era inocente y de que el proceso por el que había sido condenado era irregular. El último peldaño al que se había dirigido era al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo. La última instancia judicial posible antes de que su condena sea más que definitiva. Según ha informado el despacho de abogados de su letrada, Bárbara Royo, el alto tribunal europeo ha decidido no admitir su demanda.

Es decir, la condena de Bretón, que era firme según los tribunales españoles, es ya más que definitiva. El padre de Ruth y José tendrá que cumplir como mínimo 20 años de cárcel, la mitad de la pena a la que fue condenado hace dos años. De todos, está a punto de cumplir sus primeros cuatro años en la cárcel. Bretón dejó de ser un hombre libre a finales del mes de octubre del año 2011, cuando la Policía Nacional lo detuvo acusado de la muerte de sus dos hijos y el Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba lo envió a prisión provisional.

Actualmente, Bretón cumple condena en la cárcel de Villena (Alicante). Bretón fue trasladado en primer grado a la prisión alicantina en octubre del año 2013. Allí se le aplicaba el artículo 75.2 del reglamento para evitarle problemas con otros internos. De hecho, nada más llegar a la cárcel tuvo que ser aislado en el módulo de enfermería. La noticia de su llegada corrió como la pólvora en Villena y los presos del módulo en el que está ingresado Bretón (el más peligroso, en el que están internados condenados por los atentados del 11M en Madrid) exigieron verle. Para evitar problemas, los funcionarios de prisiones decidieron aislarlo y se lo llevaron días después a una celda especial.

Etiquetas
stats