El Feminario concluye con la firma de un decálogo donde se pide prohibir la prostitución y los vientres de alquiler

El Feminario, en su clausura en el Rectorado.

La trigésima edición del Feminario de Córdoba ha concluido con la firma conjunta de un manifiesto de diez puntos en el que se pide, en primer lugar, la abolición de la prostitución y en segundo la prohibición de los vientres de alquiler.

El Feminario se ha celebrado entre el viernes y el sábado en el salón de actos del Rectorado de la Universidad de Córdoba, donde se han reunido 500 mujeres de diferentes colectivos y asociaciones de toda España.

Además, el manifiesto reclama la “consideración de los asesinatos de mujeres, sus hijas e hijos como una cuestión de Estado” y que se alcance la “igualdad salarial, de pensiones y condiciones laborales entre mujeres y varones”. El decálogo también reclama la “paridad en todos los espacios sociales” y la “consideración de las ONG de mujeres feministas como agentes sociales en todos sus efectos”.

Aparte, el manifiesto concluye con otros cuatro puntos más, como es que se pierda la patria potestad a los padres condenados por maltrato y asesinatos, y “que el Estado sea el que directamente se ocupe de los impagos de pensiones alimenticias y el incumplimiento de los regímenes de visitas, evitando el maltrato hacia las madres y las hijas e hijos de éstas”.

Por último, se reclama “que las familias monoparentales estén amparadas por ley con la consideración necesaria para no estar abocadas a la pobreza y la exclusión” y “que la teoría política Feminista sea tenida en cuenta para diseñar todas las políticas existentes, haciendo realidad la transversalidad de la que tanto se habla en los últimos años”.

Etiquetas
stats