A falta de debate en el Pleno, la Mezquita centra la confrontación municipal

La alcaldesa, Isabel Ambrosio, y los concejales del PP, Salvador Fuentes y José María Bellido, antes de un Pleno | MADERO CUBERO

El Pleno de este martes en el Ayuntamiento de Córdoba no tuvo debate político porque todas las mociones -ocho- que los distintos grupos presentaban se habían consensuado previamente y se aprobaron por unanimidad. Pero esa unanimidad había estado precedida -en las jornadas previas y en las declaraciones ante los medios de comunicación- por la confrontación de opiniones muy contrarias sobre el asunto que viene protagonizando esta semana: el informe de expertos que niega a la Iglesia la propiedad de la Mezquita y aboga por revertir la inmatriculación de la misma.

En este asunto, los distintos grupos políticos han mostrado sus divergencias. El PSOE, con la alcaldesa a la cabeza, ha defendido en estos días el informe realizado por los expertos como instrumento con el que el Ayuntamiento pueda elevar a la Junta y el Gobierno sus consideraciones para poder presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional y revertir la inmatriculación hecha por la Iglesia sobre el monumento. Lo que también ha dejado claro el PSOE es que aboga por mantener el culto en la Mezquita-Catedral, cosa distinta a la propiedad y la gestión que se lleve a cabo en el monumento.

A favor del informe y de la reversión de la inmatriculación se ha mostrado también Izquierda Unida, que ha apuntado que la Mezquita-Catedral es la punta del iceberg del conjunto de inmatriculaciones hechas por la Iglesia sobre bienes. Considera que ha llevado a cabo “el mayor expolio urbanístico de la historia de Europa” y ha cuestionado si el Gobierno irá hacia adelante en la reversión de las inmatriculaciones.

Por su parte, desde Ganemos se ha defendido también la propiedad pública de la Mezquita, alegando que es un bien público que debe ser gestionado por las instituciones que representan a los ciudadanos y ha pedido que se revierta la inmatriculación del monumento.

Enfrente de esa postura, desde que se conoció el informe, se ha mantenido el PP, argumentando que el mismo carecía de fundamentación jurídica, sobre todo, y también histórica. Los populares han criticado que este asunto se use como “una cortina de humo” y que divida a la sociedad cordobesa.

En la misma línea se ha pronunciado Ciudadanos, que alega que el informe que han presentado los expertos se ha elaborado partiendo de la premisa de querer anular la inmatriculación, “redactado a su medida”, por lo que consideran que carece de rigor y validez.

Y finalmente, Unión Cordobesa ha criticado también el informe por “sesgado”, ha defendido la propiedad de la Iglesia sobre el monumento y ha pedido que la Mezquita-Catedral mantenga la gestión que actualmente viene realizando la Iglesia.

Etiquetas
stats