El fallecido de La Rambla viajaba en un patinete eléctrico por una carretera nacional

Un patinete eléctrico.

Era un patinete eléctrico. Concretamente un patinete eléctrico modelo Harley para dos plazas y capaz de alcanzar una velocidad de hasta 60 y 70 kilómetros por hora. Éste es el modelo que usaba este martes un joven extranjero de 33 años que ha fallecido en La Rambla después de chocar con este vehículo contra un turismo en un antigua carretera comarcal.

Se trata, por tanto, del primer accidente mortal con un patinete eléctrico en un tramo interurbano en España. También el primer siniestro con este tipo de vehículo que se registra en Andalucía con resultado de muerte, y el tercero en España, después de los de Sabadell (donde murió una mujer de 40 años que iba en patinete tras ser arrollada por un camión) y Esplugues de Llobregat (Barcelona), donde fue un patinete el que arrolló a una mujer de 90 años causándole la muerte.

El accidente de este martes en La Rambla ha causado mucha sorpresa en el municipio por las circunstancias. No se conoce, de momento, qué llevó a la víctima a conducir su patinete eléctrico por la carretera A-386 a las 20:40, en plena noche y en un tramo de bajada. Lo que quedó claro desde el principio, aunque no se comunicó así por parte de las autoridades, es que el vehículo era “un un patinete eléctrico grande y con ruedas”, que fue la descripción que dieron algunos alertantes al Servicio de Emergencias 112 Andalucía.

Tanto éste como la Guardia Civil, sin embargo, han informado de que la víctima viajaba en un ciclomotor eléctrico, porque, según han precisado a CORDÓPOLIS desde el Instituto Armado, al ser un vehículo tan grande se puede usar indistintamente la denominación de scooter para el mismo. Las mismas fuentes han precisado que los patinetes y vehículos eléctricos están en la actualidad en una especie de limbo jurídico, y se están modificando las normativas para incluirlos y poder regular su uso.

En el caso del vehículo que conducía la víctima, por ejemplo, éste no llevaba matrícula. En las webs en las que se comercializa, se explica que es un patinete que incorpora luces, cuadro de acero, horquilla delantera estilo vintage, discos de freno hidráulicos delantero y trasero y función bluetooth con altavoces integrados para música. Además, tiene una autonomía de hasta 40 o 50 kilómetros.

Al contrario que muchos de los que usan este modelo en entornos urbanos, el joven de La Rambla llevaba casco, según ha podido saber este periódico. Sin embargo, el impacto contra un turismo acabó con su vida y los restos del patinete acabaron en la cuneta.

Hasta el lugar del siniestro se trasladaron rápidamente efectivos de Policía Local de La Rambla, Guardia Civil de Tráfico, Mantenimiento de Carreteras, Bomberos de Montilla y de la Empresa Pública de Emergencias (EPES), que no pudieron hacer nada por salvar la vida del joven. Ahora, la Guardia Civil investiga las circunstancias exactas en las que se ha producido el siniestro.

Etiquetas
stats