La Expiración, una tonelada de caridad

Jóvenes de la hermandad de la Expiración, en su "Operación Tonelada". | GRUPO JOVEN DE EXPIRACIÓN

En esta época del año es habitual que las cofradías se vuelquen con los más necesitados más aún si cabe de lo que ya lo hacen el resto del año colaborando con parroquias, Banco de Alimentos o entidades humanitarias. Y dentro de las hermandades, destaca cada vez más la labor en este sentido de los grupos jóvenes.

En ese contexto, el Grupo Joven de la cofradía del Cristo de la Expiración y la Virgen del Rosario está llevando a cabo este mes de diciembre la que han querido llamar “Operación Tonelada” y que tiene como objetivo conseguir mil kilos de alimentos y productos higiénicos para las familias con menos recursos de Córdoba.

Con la operación aún sin concluir ya han logrado superar esa cantidad. Las expectativas han quedado, pues, cubiertas con creces según explica uno de los dos vocales de Juventud de la hermandad, Rafael Ayuso. La recogida de alimentos y productos higiénicos comenzó el día 5 de este mes en el Mercadona de Poniente, donde han estado dos días, y continuó en la casa de hermandad, que está situada a la entrada de la iglesia de San Pablo, donde aún se pueden seguir llevando productos.

Entre la comida que más suele aportar la gente que colabora con su solidaridad están legumbres, leche, pasta, aceite y café. Además, en esta recogida hecha de cara a la Navidad también hay muchas personas que entregan productos típicos de estas fiestas como polvorones, mazapanes y turrones, algo que en el Grupo Joven de la Expiración agradecen porque así los más necesitados pueden disfrutar de estos productos como hace cualquier familia sin problemas económicos. Este año además, han hecho hincapié en la recogida de elementos para el aseo, principalmente gel y champú, porque es algo que las oenegés con las que colaboran les piden porque también es necesario y la gente no suele tenerlo en cuenta cuando hace aportaciones.

En los seis años que llevan haciendo esta campaña de recogida, los chavales del Grupo Joven siempre han logrado entre 800 y 900 kilos, por lo que esta vez es la que más han conseguido al superar la tonelada como se habían propuesto. Y todavía se espera aumentar la cantidad ya que se seguirá recogiendo en el Belén de la hermandad, en la cena de la cofradía el próximo viernes y en el concierto solidario de música navideña que protagonizará la banda Amueci en San Pablo el sábado 17 a las 21:00, y cuya entrada está estipulada en un kilo de alimentos por asistente.

En esta recogida han participado unas 25 personas del Grupo Joven y también de la junta de gobierno de la hermandad. La semana próxima se repartirán por medio de los misioneros del Corazón de María y San Antonio María Claret (Claretianos) en Miralbaida y Las Palmeras. Además, algunos productos alimenticios irán destinados a ayudar a las religiosas del monasterio de Santa Marta, cercano a San Pablo.

Para el hermano mayor de la cofradía, José Luis Cerezo, la labor de su Grupo Joven es admirable. “Estamos muy orgullosos de ellos”, explica a EL CIRINEO. Y es que los adolescentes de la hermandad están dispuestos y disponibles cada vez que se requiere de su colaboración “para labor social, abriendo el Belén o en los cultos acompañando como acólitos. Estamos encantados con ellos”.

Etiquetas
stats