Expedientado por subir datos policiales en Facebook

Puente Genil
El acusado es un policía Local de Puente Genil | Hace dos años denunció al alcalde y al jefe de la Policía Local por mobbing | Se le acusa de hacer públicos expedientes, multas e incluso la transcripción de reuniones con mandos y políticos

Un agente de la Policía Local de Puente Genil se enfrenta a un expediente disciplinario por falta grave y a su posible expulsión del Cuerpo por un presunto delito de revelación de secretos, más concretamente por colgar en la red social Facebook datos policiales, referidos a denuncias y multas, en los que se incluían los nombres y apellidos de los perjudicados, así como transcripciones de conversaciones grabadas con sus mandos, políticos y policiales, en entradas en las que expresaba su malestar con las funciones propias de su trabajo.

La comparecencia del agente, que actualmente se encuentra en tratamiento psicológico, para responder a estas acusaciones, que también tienen una vía penal por un presunto delito de revelación de secretos, se ha producido esta semana en la localidad de Puente Genil  y el policía ha negado todos los hechos, confirmaron las fuentes consultadas por este medio.

Para entender este caso hay que remontarse dos años atrás. En el año 2013 este agente inicia un proceso judicial contra el alcalde del municipio y el responsable de la Policía Local a los que acusa de un presunto delito de mobbing-acoso laboral- así como de prevaricación. ¿El motivo? Según su versión, existen directrices políticas para imponer sanciones de tráfico y, más concretamente, para retirar algunas que se le habían impuesto a un familiar del político que en un control de alcoholemia dio 1,45-el límite legal son 0,25-. El agente denuncia los hechos que acaban en el juzgado de Instrucción número dos de Puente Genil en donde aún no se ha fijado fecha del juicio.

Con este contexto previo, el caso de la revelación de secretos en Facebook se produce a comienzos de este año. Según se expresa en el expediente disciplinario, este agente comienza a colgar en la red social datos referidos a sanciones y multas en las que no oculta los datos personales de los afectados. Junto a esto, también se realizan entradas en las que se transcriben conversaciones, supuestamente grabadas, con responsables políticos y policiales, en donde el autor acusa de corrupción a sus interlocutores. El perfil en la red social desaparece al poco tiempo, pero provoca un gran revuelo interno en la Jefatura de Policía Local al tratarse de datos personales y expedientes policiales cuya difusión está terminantemente prohibida.

Es por este que, paralelamente al proceso sancionador interno se ha iniciado un procedimiento penal en el que se acusa a este agente de ser el presunto autor de un delito de revelación de secretos que, por su condición de funcionario, podría costarle el puesto de trabajo aparte de la pena que determine el juez en caso de encontrarle culpable de los hechos que se imputan.

Etiquetas
stats