Los estudiantes de Diseño le piden a Susana Díaz que se convaliden sus títulos

.

En una protesta silenciosa, sin estridencias y respetando una prudencial distancia, un numeroso grupo de estudiantes de Diseño de Córdoba se acercó este lunes al encuentro que iba a mantener la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con militantes del PSOE para pedirle que ponga fin a su problema. La presidenta, que atendió a los jóvenes (también lo hicieron la delegada de Educación, Esther Ruiz, y la consejera de Cultura, Rosa Aguilar), se comprometió a solucionar su problema.

La portavoz de los estudiantes, Carmen Ortega, explicó a la presidenta y a los diferentes cargos que se acercaron el origen de su protesta. Así, señaló que aunque estas enseñanzas van ya por su quinto año como plan experimental, la orden que permitió su creación en marzo de 2012 recogía que este carácter sólo tendría una duración de dos años. Una vez transcurrido ese tiempo, la orden señalaba que "la Consejería competente en materia de educación" autorizaría la impartición de las enseñanzas con "carácter definitivo". Sin embargo, este hecho sólo se produjo en Cádiz y Almería hasta 2014, fecha en la que la Junta decidió retirarlas.

La representante de los alumnos de la Escuela Mateo Inurria, Carmen Ortega, asegura que la situación "es de bloqueo absoluto", consecuencia de la implantación "deprisa y corriendo porque se agotaba el plazo que dio Europa para implantar las enseñanzas artísticas de Diseño". Ortega explica que "en el primer año no había asignaturas y a los profesores se les dio la guía docente una semana antes de empezar el curso".

Actualmente, estos estudios no se imparten en ninguna escuela con carácter definitivo, a pesar de la Junta de Andalucía convocó un concurso público para tal fin en noviembre de 2013. En esta resolución, el gobierno autonómico detalló cuáles eran los requisitos a valorar y qué porcentaje correspondía a cada uno de ellos. Sin embargo, se desconoce la baremación tanto de las escuelas adjudicatarias como las del resto. Este hecho se ha convertido en otra de las quejas por parte de todo el alumnado -no sólo el cordobés, sino también el autonómico- ya que, tres años después, "la Junta sigue sin hacer públicas esas baremaciones", señala Ortega.

Tras la asignación a las escuelas de Cádiz y Almería, los alumnos de la Escuela de Arte Mateo Inurria reclamaron a la Junta de Andalucía esta "ausencia de transparencia". Sin embargo, el gobierno autonómico "sigue sin contestar" a los alumnos. Junto a este hecho, Ortega denuncia el número de plazas que la Junta de Andalucía destina a las escuelas privadas en detrimento de las públicas. Así, la representante de los alumnos asegura que "a las escuelas de arte públicas sólo se les dota de 80 plazas; a las privadas, 280 por curso y por especialidad, que son Diseño Gráfico, Productos, Interiores y Moda". De esta manera, y ante la excesiva demanda, "algunos alumnos -los que puedan- se tienen que ir a las escuelas privadas donde cada año cuesta cerca de 5.000 euros", apunta Ortega.

No obstante, acudir a la escuela privada tampoco parece ser la solución ya que, según explica Ortega, "estas entidades tampoco pueden expedir el título al finalizar los estudios. Si no lo pueden hacer las entidades públicas, tampoco las privadas, por lo que los alumnos han estado pagando para nada". Esto provoca que, entre otras consecuencias, los alumnos no puedan acceder a un máster.

Etiquetas
stats