La estación que 'reciclará' agua durante las riadas del Guadalquivir, pendiente de un permiso de Red Eléctrica

Estado actual del embalse de La Breña II | MADERO CUBERO

El embalse de La Breña II es un portento de la ingeniería. Sus casi 120 metros de altura de hormigón lo convierten en uno de los embalses más altos de Europa. Su capacidad, similar a la de gigantes como Iznájar. Pero en su proyecto inicial había una iniciativa que la hacía casi única y que la convertía en una especie de milagro para los regantes en caso de sequía extrema... su estación de bombeo.

Cuando se proyectó La Breña II, los ingenieros de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) previeron la construcción de una gigantesca estación de bombeo que tendría un objetivo claro y varios paralelos: bombear agua del Guadalquivir cuando bajase crecido al interior de la presa. De esta manera, La Breña II podría llenarse rápidamente, garantizar los regadíos extraordinarios de verano sin tener que esperar a las lluvias de la cuenca del río Guadiato y generar ingentes cantidades de energía hidroeléctrica. En caso de periodo amplio de riadas, la presa podría llenarse, y vaciarse, y volverse a llenar en un periodo breve de tiempo.

La Breña II se acabó de construir en 2008. Desde entonces está pendiente la estación de bombeo. En 2014, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), encargó su construcción por 4,3 millones de euros. Las obras ya están acabadas, la estación terminada, pero según ha podido saber este periódico todo está pendiente de los últimos permisos de Red Eléctrica para que esta infraestructura se pueda poner en marcha.

El embalse de La Breña II, que forma parte del Sistema de Regulación General, pero que gestiona la sociedad estatal Agua de las Cuencas de España (Acuaes), alberga el segundo mayor depósito de agua que existe en la actualidad en la cuenca del Guadalquivir. Se construyó, precisamente, para ampliar la Regulación General de la cuenca del Guadalquivir, al objeto de garantizar el caudal de agua necesario para los regadíos y para el abastecimiento de la cuenca.

Se trata de una presa de gravedad, construida con hormigón compactado con rodillo y tiene una altura sobre cimientos de 120 metros y una longitud de coronación de 685 metros. El cuerpo de la presa, que se sitúa en el término municipal de Almodóvar del Río, en el tramo final del río Guadiato y muy próxima a la confluencia con el río Guadalquivir, está dividido en 25 grandes bloques y aloja cuatro niveles de galerías.

Etiquetas
stats