'Errejonistas' contra 'pablistas'... también en Córdoba

Íñigo Errejón, en su última visita a Córdoba | MADERO CUBERO

La lucha interna en el seno de Podemos entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón lleva meses fraguándose. Sus primeras víctimas de esta batalla se produjeron en la provincia de Córdoba hace meses. Ahora, se enfrentan también en una lucha interna que amenaza con destrozar el partido más joven del Congreso de los Diputados.

El duelo entre errejonistas y pablistas (aunque en Córdoba siempre hubo más anticapis) se fraguó en la provincia de Córdoba entre las elecciones generales de diciembre de 2015 y las de junio de 2016. De hecho, la ruptura entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se produjo entonces. Poco después de diciembre de 2016, Iglesias fulminó y cesó al secretario de Organización de Podemos, el sevillano Sergio Pascual. Con él cayeron sus afines (todos errejonistas) en Andalucía. En Córdoba, la parlamentaria de Podemos que fue elegida fue la sevillana Marta Domínguez, entre fuertes críticas por su origen.

Tras la caída en desgracia de Sergio Pascual, los pablistas (pocos en una provincia con más anticapis) trataron de buscar un candidato que sustituyera a Marta Domínguez. Pablo Iglesias optó por el que siempre ha considerado su padre político: Manuel Monereo, que tampoco era oriundo de Córdoba, sino de Jaén y residente en Madrid, aunque muy próximo a Julio Anguita.

Ahora, cuando la batalla ya se desarrolla a campo abierto, los errejonistas y pablistas cordobeses también van a ser protagonistas en el congreso de Podemos llamado Vistalegre II, en el que se van a enfrentar dos listas al Consejo Ciudadano. Marta Domínguez, que al final tuvo que ocupar número por abajo en la lista por Sevilla, acompaña la candidatura de Íñigo Errejón. Manuel Monereo lo hace en la de Pablo Iglesias.

En Córdoba, además, también se desarrolla una pugna interna por el control provincial y local de Podemos. En la ciudad sigue la interinidad tras la dimisión de Juana Guerrero. En el último congreso andaluz, los errejonistas cordobeses tomaron partido contra Teresa Rodríguez. Perdieron, lo que ha provocado que se hayan replegado y que estén a la espera de lo que suceda en Vistalegre II. Una victoria de los pablistas los dejaría en una situación de debilidad interna absoluta.

Etiquetas
stats