Un ERE, el horizonte que pende sobre las 62 familias de Unipost

Los trabajadores de Unipost en una protesta | TONI BLANCO

Los 62 trabajadores de Unipost en Córdoba ya saben que su horizonte laboral pasa por un ERE. Así lo han comunicado desde la administración concursal que se hizo cargo de la empresa de mensajería después de que esta entrara en concurso de acreedores en julio pasado y haya estudiado un plan de viabilidad para la firma. Y ese plan, pasa por un Expediente de Regulación de Empleo para toda la empresa a nivel estatal, incluyendo Córdoba, del que no se conocen aún los detalles ni cómo afectará a la plantilla.

Los sindicatos esperan ahora a ser convocados para conocer los detalles del plan de viabilidad y del ERE e iniciar el proceso de negociación. De momento, nada se sabe sobre a cuántos trabajadores de la plantilla de Córdoba afectaría y de qué manera, pero el desasosiego se ha instalado en los trabajadores. Lo que sí es seguro es que los sindicatos se opondrán a cualquier reducción de personal, según aseguran a este medio fuentes sindicales.

Así las cosas, la incertidumbre planea sobre la plantilla de trabajadores de la empresa de mensajería en Córdoba, a la que se debe varias nóminas. A cada uno de los 62 trabajadores de Unipost cordobeses, la empresa les debe alrededor de 3.000 euros por su trabajo, entre nóminas extras de navidad y del verano pasados que están sin pagar, más el 60% de las pagas de 2016 y la mitad de los meses de junio y julio de este mismo año.

Ahora, con todo, eso no es lo que más preocupa a los trabajadores y sus familias, sino la situación que se les planteará en las próximas semanas. Se abrirá un período de consultas próximamente a los sindicatos para que designen a sus representantes en la negociación y, a partir de ahí, expondrán sus argumentos ante el plan que presente la empresa.

"No estamos de acuerdo en que el ERE sea la solución a la situación de Unipost", señalan desde CCOO. "No se trata de reducir personal sino de ampliar los ingresos de la compañía. Lo que la empresa necesita es capital, más clientes para que la facturación sea revertida", explican.

Los sindicatos calculan que será a partir del próximo día 13 de octubre cuando serán convocados a una primera reunión por la administración concursal que se hizo cargo de Unipost y, a partir de ahí, comenzará el tira y afloja entre trabajadores y empresa. Hasta entonces, las 62 familias que dependen de esos sueldos se plantean un otoño a la espera de lo que la empresa planteará y calentando motores para movilizarse finalmente si es necesario por la defensa de sus puestos de trabajo.

Etiquetas
stats