Enresa contrata la obra de otra celda de residuos en El Cabril

Vista aérea de El Cabril, en el término municipal de Hornachuelos.
La empresa Vías y Construcciones se encargará de una obra que costará algo más de dos millones de euros, que comenzará en primavera y durará 18 meses

No es técnicamente una ampliación del cementerio nuclear de El Cabril (Hornachuelos) porque estaba previsto, pero es una nueva celda para el almacenamiento de residuos radiactivos de muy baja intensidad. El Gobierno, a través de la Empresa Nacional de Residuos Enresa, adjudicó el pasado 12 de febrero el contrato para la construcción de la celda 30 del cementerio nuclear de El Cabril. La empresa encargada será Vías y Construcciones, que tendrá un presupuesto casi redondo de dos millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses. Está previsto que las obras se inicien en primavera.

El Almacén Centralizado de El Cabril ya solicitó al Consejo de Seguridad Nuclear la autorización para iniciar la construcción de la "celda 30" para residuos de muy baja actividad. Esta nueva estructura es la segunda de las cuatro estructuras proyectadas para residuos de muy baja actividad en la zona.

La instalación complementaria para residuos radiactivos de muy baja actividad de El Cabril, estará compuesta por cuatro celdas de almacenamiento (29, 30 ,31 y 32) que le otorgarán una capacidad de 130.000 metros cúbicos para esta tipología de residuos. En octubre de 2008 comenzó a funcionar la primera estructura de las cuatro proyectadas, la "celda 29", y actualmente se ha solicitado al Consejo de Seguridad Nuclear la autorización de construcción para la segunda "la celda 30".

Por otro lado, Enresa se encuentra actualmente analizando las necesidades de ampliación de la capacidad de almacenamiento de residuos radiactivos de baja y media actividad. Hasta el momento sólo se han mantenido conversaciones preliminares con el Ayuntamiento de Hornachuelos, pero no se ha solicitado ninguna autorización puesto que el proyecto aún se encuentra en fase de estudio, según ha reconocido Enresa.

Según las previsiones del Plan General de Residuos Radiactivos la generación total de residuos de baja y media actividad será de unos 180.000 metros cúbicos de residuos radiactivos: 90.000 de media y baja y 90.000 de muy baja. Actualmente El Cabril tiene capacidad para albergar esa cantidad de residuos pero 50.000 de baja y media (en 28 estructuras) y 130.000 de muy baja (en cuatro estructuras), según los datos actuales de caracterización. Por eso están en marcha programas de reducción de volumen y de conversión de residuos de baja y media a muy baja. Aun así, se prevé que será necesario aumentar la capacidad de baja y media para el entorno del año 2020-2022.

Etiquetas
stats