Enero se despide en Córdoba con tiempo nuboso pero sin lluvia

Un hombre pasea con su perro mientras se protege del frío | ÁLEX GALLEGOS

Gloria, sus restos, y lo que ya no era Gloria, pasó a mejor vida definitivamente en las últimas horas del sábado. Hasta entonces el fin de semana se había ido vistiendo de un gris intenso que descargó lluvia, de manera prácticamente ininterrumpida, desde la tarde del viernes. A ratos intensa, la lluvia llegó a dejar más de 21 litros por metro cuadrado en poco más de 24 horas en la estación meteorológica del aeropuerto de Córdoba. La niebla con que amanecía la mañana del domingo hacía pensar que la lluvia aún seguiría, pero el espejismo quedaba roto pasado el mediodía abriendo paso a un cielo prácticamente despejado como anticipo de la tónica que nos acompañará los últimos días del mes.

Duelo atmosférico en la Península Ibérica

Desde la mañana del lunes, la dorsal anticiclónica va a ir asomando de nuevo por el sur de la Península, ganando terreno y potencia con el paso de los días. Al mismo tiempo, el litoral cantábrico va a seguir asistiendo al paso de frentes atlánticos que entrarán en competencia directa con las altas presiones peninsulares. Una profunda borrasca ubicada sobre Islandia será la responsable de enviar una sucesión más o menos persistente de sistemas frontales hasta la fachada atlántica peninsular. Duelo atmosférico que va a mantener un prolongado flujo de poniente del que se beneficiará el extremo occidental y noroccidental de la Península Ibérica, dejando un ambiente nuboso aunque estable en el resto del territorio.

La dorsal irá ganando presencia de cara al fin de semana cuando el tiempo estable y soleado se generalice ya en toda la Península. Hasta entonces los últimos días de enero en Córdoba van a vivir una sucesión de días con presencia de nubosidad más o menos constante, quedando al margen de las precipitaciones que sí se esperan en el tercio occidental. Sólo durante la madrugada del martes podría registrarse lluvia de escasa consideración, más probable en el extremo norte de la provincia.

Del mismo modo, es posible que se formen brumas y bancos de niebla matinales en áreas bajas y valles, siendo ya poco probables de cara al próximo viernes. Las temperaturas por su parte se mantendrán relativamente estables, con tendencia a lo largo de la semana a ir ascendiendo. Sólo la mañana del lunes se podrían dar heladas débiles en puntos del norte y el sur de la provincia gracias al aire frío retenido sobre la Península.

El resto de la semana las temperaturas oscilarán entre los 5 a 6 grados de mínima y los 15 16 grados de máxima en el valle del Guadalquivir, y entre los 3 a 4 de mínima y los 13 a 15 de máxima en Sierra Morena y la Subbética.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats