Emigrar para trabajar: 32.000 cordobeses se fueron de la provincia en 2018 por un empleo

Un hombre con varias maletas | TONI BLANCO

La solución que muchos cordobeses hayan para poder trabajar es hacer la maleta y buscar un empleo fuera de la provincia. Y en muchos casos, emigrar es el paso para conseguir trabajar. Solo durante el pasado año 2018, más de 32.000 cordobeses encontraron un puesto de trabajo fuera de su tierra natal.

Pasados ya los peores años de la crisis económica, la emigración sigue siendo, no obstante, un factor que resulta decisivo para miles de cordobeses a la hora de encontrar un empleo. Durante el pasado año, un total de 32.282 cordobeses firmaron contratos que suponían el desplazamiento del profesional a otra provincia, según un estudio de Randstad sobre la evolución de la tasa de movilidad interprovincial de los trabajadores en España.

Córdoba se colocó así como la segunda provincia de Andalucía, después de Cádiz, en perder a más trabajadores que tuvieron que emigrar para encontrar un empleo fuera. Con ello, la tasa de movilidad de la provincia cordobesa -es decir, el peso de los contratos que exigen movilidad con respecto al total de contratos- fue del 14,4%, también en el segundo puesto de la comunidad autónoma andaluza y por encima de la media nacional, en cabeza de la emigración para trabajar.

El informe de movilidad geográfica de los trabajadores señala que, en el conjunto de la comunidad autónoma andaluza se han firmado más de 790.000 contratos que suponen un cambio de provincia del profesional, el mayor volumen del país a nivel autonómico, y el 15,5% del total de los contratos firmados durante el año implican movilidad, 1,5 puntos porcentuales por encima de media nacional (14%),

En concreto, durante el pasado ejercicio se han firmado en Andalucía 790.620 contratos que suponen el desplazamiento del profesional a otra provincia, siendo o no de la misma comunidad autónoma, lo que supone un 5,8% más con respecto a 2018, según ha informado la compañía de recursos humanos en una nota de prensa.

Por provincias andaluzas

A nivel provincial, Cádiz es la que mayor volumen de trabajadores ha perdido del todo el país durante 2018, un total de 71.047. La siguen Córdoba (-32.282), Sevilla (-28.172), Granada (-26.696), Almería (-9.023) y Huelva (-4.409). Las únicas provincias con un saldo positivo de contratos fueron Málaga (+20.904), y Jaén (+1.816).

En cuanto a la tasa de movilidad, Almería ha registrado el porcentaje más alto de la región, el 17,6%, seguida por Córdoba y Jaén, ambas con 14,4%. A continuación se encuentran Granada (14,2%), Huelva (13,9%) y Sevilla (13,8%). Cierran la lista Málaga (12,8%) y Cádiz (11,9%).

A nivel nacional, durante 2018 tuvieron lugar 3.115.364 contratos que conllevaron el desplazamiento del profesional a otra provincia, siendo o no de la misma comunidad autónoma, lo que supone un 6,9% con respecto a 2018, cuando se registraron 2.914.055 contratos de movilidad, y 113,2% más que en 2001, la cifra más baja del periodo analizado, 1.461.057.

Durante el ejercicio anterior, el 14% de los contratos firmados implicaba la movilidad del profesional a otra provincia, una tasa no conocida en la serie analizada. Estudiando la evolución del porcentaje, se detecta que, durante los seis primeros años, esta cifra osciló entre 11,4% y el 11,8%. Desde 2007 a 2013, este indicador del mercado laboral se situó entre el 12,1% y el 12,5%, y desde el año siguiente la tasa no ha dejado de crecer, hasta alcanzar el 14% por primera vez en este año 2018.

Por sectores productivos

Respecto al sector, la mayor tasa se registra en la agricultura, ya que uno de cada cuatro contratos firmado en el sector supone un cambio de provincia (24,5%), casi diez puntos porcentuales por encima de la media nacional (14%). También por delante de esta tasa se encuentra el sector de la construcción (17,2%), mientras que servicios (12,2%) e industria (10,2%), registraron pesos de contratos con movilidad menos relevantes.

Por otro lado, el 61,4% de los contratos que suponen movilidad interprovincial pertenece al sector servicios. Con un peso también a considerar se encuentran los que corresponden a la agricultura, siendo el 24,1% del total. Ya con pesos más discretos aparecen industria (7,5%) y construcción (7%).

Andalucía, por encima de la media en tasa de movilidad

Sobre las regiones con mayor tasa de movilidad, mientras que la media nacional se sitúa en 14%, Castilla y León (18,6%), Andalucía y la Región de Murcia (ambas con 15,5%), Comunitat Valenciana (15,3%) y Aragón (15,1%) lideran la lista. Con crecimientos menos pronunciados pero aún por encima de la tasa media se ubican la Comunidad de Madrid (14,6%), Galicia y Extremadura (ambos con 14,5%), Euskadi (14,4%) y Navarra (14,2%).

Ya por debajo de la media nacional están Baleares (12,9%), Catalunya (11%) y Cantabria (10,9%). Cierran la lista, con tasas de un solo dígito, Asturias (8,2%) y Canarias (7,1%).

Entre provincias y comunidades receptoras y emisoras de trabajadores, con saldo negativo se encuentran Cádiz (71.047), Toledo (45.824) y Alicante (40.463). A continuación se sitúan Tarragona (32.470) y Córdoba (32.282), todas ellas con diferencias por encima de los 30.000 profesionales.

Etiquetas
Publicado el
17 de octubre de 2019 - 05:03 h
stats