"Emergencia feminista" para mirar con luz violeta la realidad de la violencia machista

.

Una concentración en la tarde noche de este viernes en el Bulevar Gran Capitán de Córdoba ha servido para que la ciudad se sume a las concentraciones convocadas en más de 200 ciudades del país por la "emergencia feminista", como protesta ante el número de asesinatos de mujeres y sus hijos por violencia de género. Varios centenares de personas han acudido a la convocatoria.

"El estado de emergencia se decreta en casos de perturbación de la paz de un Estado, como consecuencia de graves circunstancias que afectan o impiden la vida normal de una comunidad. ¿Es normal el número de asesinatos de mujeres?". Con esa premisa y partiendo este verano desde la comunidad valenciana, la convocatoria de estas protestas para el 20 de septiembre llegan, además, en una semana en la que dos mujeres han sido asesinadas por sus exparejas en presencia de sus hijos.

"¿No es grave que los delitos sexuales en España hayan crecido un 50% en julio y agosto?, ¿Podemos hablar de normalidad, cuando en lo que llevamos de año se han duplicado el número de violaciones grupales en relación a años anteriores?, ¿Cuando en España cada seis horas se denuncia una violación?, ¿Podemos hablar de paz si han asesinado más de 40 mujeres en 2019?", argumentan los colectivos feministas en su manifiesto, que en Córdoba ha tomado la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres.

Los convocantes y quienes este viernes se han sumado a la protesta en Córdoba han mostrado su rechazo a la violencia de género que ya ha acabado con más de 1.000 mujeres en España desde que se tienen registros. Y eso a pesar de "leyes pioneras" en igualdad y en la lucha contra la violencia de género, además de un Pacto de Estado recién firmado en este ámbito. "¡Las cifras nos muestran que algo está fallando!", claman.

"Por eso las mujeres ya hemos decretado el Estado de Emergencia. Porque a diario se restringen nuestros derechos y libertades. El derecho a la vida, el derecho a la libertad e integridad sexual, el derecho al honor e intimidad, el derecho a la libre circulación y en definitiva el derecho a vivir en paz", argumentan para alzar la voz con la situación que se vive sin que se frenen las violencias machistas.

Por ello, han pedido que se garanticen "los medios más adecuados, para sensibilizar, visualizar y concienciar a la sociedad sobre la violencia de género como un problema público, que atenta contra nuestro sistema de valores y contra los derechos fundamentales de las mujeres", además de garantizar la aplicación de las medidas contenidas en el Pacto de Estado y de todas aquellas contenidas en la Ley Integral que a fecha de hoy no se han cumplimentado.

Con ello, quieren también que se garantice la dotación presupuestaria adecuada y suficiente para dar cumplimiento a las medidas legislativas de prevención de la violencia de género y de protección y recuperación de las víctimas, así como que se garantice la formación en igualdad de los operadores jurídicos para que la ley se interprete y se aplique con perspectiva de género.

La educación en la igualdad entre hombres y mujeres y en el respeto a los derechos y libertades fundamentales, desde la infancia, es, asimismo, otra de las exigencias del movimiento feminista que se ha movilizado.

"Esta noche no estamos solas, no volvemos solas, no nos sentimos solas; la luz violeta hoy alumbra las calles, alumbra nuestros pasos. Son pasos firmes que caminan hacia adelante, somos las mujeres reclamando que se cumplan nuestras exigencias para que el Estado de Emergencia no protagonice nuestras vidas. Hoy, la noche es violeta".

Etiquetas
Publicado el
20 de septiembre de 2019 - 23:30 h
stats